20 de julio de 2017
20.07.2017

Teatro Ramos Carrión: El código samurái

La cultura japonesa llega a Zamora a través de la obra mitológica "Tengú" y una serie de talleres en el Teatro Ramos Carrión

22.07.2017 | 03:00
Tres momento de una de las escenas de la obra.

Baile, teatro y artes marciales cargados de valores se fusionan estos días en el Teatro Ramos Carrión, durante la Semana de Japón. A partir de hoy, tendrán lugar varios talleres sobre distintos aspectos de la cultura nipona en el centro, para dar paso a la representación teatral de "Tengú" el sábado a las 21.00 horas. Las actividades están dirigidas a todos los públicos y son gratuitas.

El objetivo de los talleres es "poner a la gente en sintonía con la cultura japonesa antes de la representación de la obra para facilitar la comprensión de ésta", apunta José Alfonso Tola, uno de los organizadores del espectáculo. El primero, denominado introducción al teatro japonés tiene lugar hoy a las 19:30 horas, y consistirá en una charla sobre el origen de las artes escénicas "kabuki" y "noh", diferentes tipos de teatro japonés, además de la proyección de fotografías y vídeos. La ponencia tiene el fin de aproximar a los asistentes a la obra del sábado.

El viernes se desarrollará un taller sobre la vestimenta japonesa, a las 19.30 horas. En este se expondrán trajes típicos del país, kimono, haori y jimbei. Además, en esta jornada se realizará una charla sobre el papel del personaje de Tengú en la religiosidad de los japoneses y en las artes marciales. Sobre esta temática, habrá una conferencia con la presencia de Asami Hatano, japonesa que se dedica a la venta de este tipo de vestimenta en España, y que explicará la conexión entre estos atuendos y la mitología para introducirla a los participantes.

La última actividad se realizará el sábado a las 13.00 horas, y contará con una exposición de pinturas y una exhibición de artes marciales clásicas japonesas. Esta última mostrará algunas armas tradicionales, u otra modalidad de lucha a manos vacías y solo con el uso del propio cuerpo. También se enseñarán técnicas de defensa. La actividad permitirá obtener una concepción diferente de lo que usualmente la población sobre las artes marciales. Además, habrá una muestra de baile con taiko, un tipo de tambor que estará acompañado de una danza.

Respecto a la obra "Tengú", esta trata sobre la experiencia vital de su protagonista, Karassu Tengú, desde su nacimiento hasta que adquiere un grado de divinidad después de pasar por una serie de pruebas. El personaje se presenta como un intermediario entre la divinidad y las personas, y es capaz de conectar el mundo espiritual con el material, "Tengú es un ser muy violento, en ocasiones malvado, pero por otro lado se caracteriza por su nobleza y por ser quien enseña a los seres humanos", recalca Tola.

Lejos de quedarse en una leyenda puramente mitológica, la obra también presenta la historia de la cultura de los samuráis, y ello se acompañará de elementos mágicos o de coreografías durante su representación en escena.

El espectáculo presenta una analogía con la especie humana, sobre todo "con las personas que luchan por sus propios medios y nunca se rinden. La representación transmite el aspecto de las prisiones que se ponen las personas, cuando son negativas ante todo. Tengú es un rebelde que no acepta el fracaso o la derrota e intenta todo hasta que consigue lo que se propone; es el Dios más humano, muy impulsivo y duro, y con un lado de animal. Se caracteriza por la perseverancia y supera todo tipo de barreras", relata Tola. En general, todos los personajes de la mitología japonesa tienen semejanzas con las personas del país asiático, "son seres que siguen el código samurái, muy presente en Japón, que aporta valores como la justicia o la jerarquía, una forma de pensar muy japonesa", observa Tola. La obra tiene la finalidad de mejorar ese lado personal de lucha, la capacidad de aceptar la naturaleza de cada uno y de poder librar todo lo que lo aprisiona.

Además, la leyenda presenta una mentalidad de encerramiento y a la vez de apertura, "Japón en la actualidad es una cultura más abierta que en el pasado, pero desde tiempos remotos la población nipona se ha visto obligada al encerramiento por cuestiones geográficas o políticas. Eso explica su forma de ser y de ver las cosas, y su grado de concentración que les ayuda a mejorar siempre", afirma José Alfonso Tola. A esto hay que añadir que el país se caracteriza por la espiritualidad, hay diversos grupos religiosos con mucha influencia en la cotidianidad de las personas y la filosofía del lugar se nutre de ello, "los japoneses no ven la religión como algo apartado, como se ocurre en Occidente, las tradiciones y los códigos de los guerreros están muy unidos a la sociedad actual de Japón", señala José Alfonso Tola.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags