11 de julio de 2017
11.07.2017

Usuarios de Mercazamora revientan los candados para poder acceder al recinto

Los mayoristas protestan por la "tardanza" de los conserjes en la apertura del centro y reclaman acciones para mejorar una instalación casi vacía

11.07.2017 | 13:12
Instalaciones de Mercazamora, con numerosos puestos vacíos.

Los usuarios de Mercazamora reventaron en la madrugada de ayer los candados de acceso al recinto, dado que el conserje encargado de abrir las puertas no aparecía. La entrada a las bravas respondía al hartazgo expresado por los industriales por las continuas demoras en la apertura matinal del recinto, lo que obliga a retrasar la jornada laboral, la gota que colma el vaso de un cúmulo de deficiencias que denuncian públicamente los afectados. "Nos sentimos abandonados por el Ayuntamiento", explicaba ayer a este diario uno de los industriales.

Parte de ese sentimiento de abandono viene dado por el largo periodo, de casi cuatro años, que se mantiene cerrada la cafetería del recinto, única que había en el polígono de Los Llanos y que está por adjudicar, dejando sin servicio a los trabajadores y camioneros que acuden al recinto distante cuatro kilómetros del centro de la ciudad. "Los inviernos se hacen muy duros aquí", sin un lugar donde hacer un alto en el camino y tomar un café.

Las deficiencias en el mantenimiento de las instalaciones, que presentan, desde hace años, numerosas deficiencias, desde goteras hasta baches del pavimento o rejillas mal colocadas, en ocasiones peligrosas para los usuarios, son motivo de más quejas por parte de empleados e industriales del mercado de mayoristas de Zamora. Pero el problema fundamental, lo que convierte a Mercazamora en un desangelado recinto es la cantidad de módulos que permanecen cerrados y que no tienen viso de volver a ser ocupados, al menos a corto plazo. De hecho en la última adjudicación salían 17 puestos vacantes y solo uno encontró postor. "El problema es que ni siquiera cuentan con nosotros", aseguran los industriales, que piden al concejal del área Christoph Strieder más diálogo para poner fin a episodios como el vivido en la jornada de ayer.

Los problemas de funcionamiento del Mercazamora se arrastran desde hace varios años sin que se haya podido encontrar una vía de salida desde las corporaciones que se han venido sucediendo.

La bajísima ocupación de puestos hace que el Ayuntamiento apenas recaude por las tasas que deben pagar los industriales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags