06 de julio de 2017
06.07.2017

La falta de oportunidades reduce a la mitad los inmigrantes de Cáritas

Hasta 56 extranjeros participaron durante el último año en el programa de la ONG frente al centenar del ejercicio anterior

06.07.2017 | 00:58
Participantes en una de las actividades del programa de inmigrantes de Cáritas.

Alrededor de medio centenar de inmigrantes -56 en concreto- recurrió el pasado año al programa de inmigrantes impulsado por Cáritas Diocesana de Zamora para recibir asesoramiento, tramitar burocracia y recibir clases de español. Sin embargo, la cifra ha caído casi a la mitad con respecto al año anterior -un centenar frente a los 56 del último ejercicio-. El descenso se debe al estancamiento de la inmigración de Zamora y a la marcha del colectivo a otras ciudades, e incluso a sus lugares de origen, ante la falta de oportunidades laborales que ofrece la provincia.

No obstante, todos aquellos inmigrantes que permanecen en el tiempo en Zamora no requieren regresar al programa de inmigración una vez cubiertas sus necesidades y son derivados a otros proyectos o a las parroquias a las que están adscritos para recibir ayuda en alimentación u otros pagos en idénticas circunstancias que cualquier otro ciudadano con escasos recursos.

El programa de inmigrantes de Cáritas Diocesana Zamora va dirigido a acompañar a las personas procedentes de otros países con el fin de favorecer y facilitar su integración para que puedan vivir como ciudadanos zamoranos, expresarse y aportar su riqueza cultural, así como participar de forma activa en la vida de la ciudad. A través del proyecto, reciben información y asesoramiento tanto jurídico como administrativo, además de optar a clases de lengua y cultural española. En cualquier caso, desde Cáritas impulsan de forma periódica actividades de sensibilización hacia la sociedad en general.

El perfil de los participantes en el programa corresponde a parejas con hijos, familias monoparentales o personas solas. La mayoría de ellas se encuentra en situación de desempleo y carece de ingresos. En el caso de aquellos inmigrantes que cuentan con un puesto de trabajo, suelen percibir el salario mínimo interprofesional, según informan desde Cáritas. En este sentido, son muy pocos los inmigrantes que reciben la ayuda social de Renta Garantizada de Ciudadanía por la dificultad que implica cumplir con los requisitos burocráticos exigidos a la hora de aportar la documentación exigible.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags