01 de marzo de 2017
01.03.2017

"Una caja común" para un conglomerado de empresas que se prestaban unas a otras

01.03.2017 | 00:17

"Había un conglomerado de empresas y una caja única, era lo habitual". El testimonio del director de finanzas de Pevafersa cayó como un jarro de agua fría para la acusación particular que vio por momentos tambalearse su línea argumental cuando el empleado insistió en que las órdenes de pago no siempre iban firmadas por los dos administradores mancomunados e incluso que llegaban a la entidad de ahorro sin las firmas y días después los directivos echaban la rúbrica, a veces uno solo, otras los dos. Esa práctica fue confirmada por el director de la entidad desde la que, por orden del departamento contable de Sol Sayago, se pagaron los 225.000 euros que se reclaman a la expresidenta de Pevafersa, quien dio la orden de pago y a la que se acusa de apropiárselos. "Se movía dinero entre las sociedades" vinculadas a Pevafersa "y en cuentas corrientes" de unas y otras, de modo que las deudas "no se compensaban", puesto que "se pagaba con dinero, con saldos", explicó el director financiero de Pevafersa, que llevaba la misma responsablidad en todas las filiales, según declaró ayer en el juicio que celebra la Audiencia Provincial. El responsable de contabilidad reiteró que "existía una caja única", lo que negó la perito de la acusación particular.

Pevafersa y las 40 sociedades que estaban vinculadas a ella, a través de participaciones, compartían director financiero y contable, si bien estaban contratados por la que podría asimilarse a una matriz, según admitieron en el juicio celebrado ayer en la Audiencia Provincial contra la expresidenta B.P.P. por un delito de apropiación indebida. Sol Sayago no tenía ni empleados, ni administradores diferentes a Pevafersa, ni otra sede que no fuera la de esta misma empresa, a donde se muda en junio de 2010.

Director financiero y contable de Pevafersa confirmaron ayer que es "el equipo de oficina de Pevafersa lleva técnicamente, jurídicamente y administrativamente" a Sol Sayago. La confusión de empresas era total, según describen a preguntas de las partes, de modo que en el caso de Sal Sayago "nunca ha tenido trabajadores, estaba radicada en Pevafersa, personal de esta empresa llevaba todo", especifica el responsable de finanzas. El responsable del departamento de contabilidad de Pevafersa se refirió a esta entidad como un grupo de sociedades.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine