16 de febrero de 2017
16.02.2017

Vista Alegre amenaza con pedir la suspensión cautelar del mercadillo

Los vecinos del Alto de los Curas están dispuestos a acudir a los juzgados para reubicar la cita de los martes

16.02.2017 | 13:25
Vecinos de Vista Alegre en el último Pleno municipal.

Los vecinos del barrio de Vista Alegre han amenazado al Ayuntamiento de Zamora con solicitar la suspensión cautelar del mercadillo de los martes en el Juzgado de lo Contencioso Administrativo. Los afectados por la cita ambulante consideran que se han cometido irregularidades en el expediente y aseguran que tienen ese as en la manga para mantener el pulso con el Consistorio sobre la reubicación de los puestos. La razón principal esgrimida por el colectivo de vecinos a quienes molesta el mercadillo es que no ha existido notificación personal a cada uno de los afectados. Algo que, consideran, tenía que haber hecho el Ayuntamiento de manera paralela a la notificación publicada en el Boletín Oficial de la Provincia con carácter general.

La presidenta de la Asociación de Vecinos de Vista Alegre, Dolores Prieto, ha querido aclarar que la guerra no es contra los ambulantes, sino contra el Ayuntamiento. "Nosotros nunca nos hemos puesto en contra del mercadillo. Entendemos que cada persona tiene derecho a trabajar y no nos queremos meter en eso. Lo que exigimos es que se cuente con los vecinos, algo que no se ha hecho por parte del Ayuntamiento. Mercadillo sí, pero en una ubicación que no moleste", explica Prieto.

Uno de los vecinos afectados por la interferencia del mercadillo en la construcción de chalets de la calle Miguel de Unamuno, José Carballeira, ha ido más allá en la defensa de los derechos de quienes moran en el Alto de los Curas. "Todos los informes que figuran en el expediente son negativos. El interventor manifiesta que no se ha realizado el proceso como debería ser y la Policía Municipal tiene documentos en los que se cuestionan la seguridad del entorno durante la celebración del mercadillo, así como la falta de efectivos", analiza. "Además, a los afectados no se nos ha notificado personalmente. Lo han hecho tan solo a través del Boletín, pero el deber del Ayuntamiento es realizarlo de manera personal. Por eso, puede que solicitemos medidas cautelares de suspensión del mercadillo", amenaza.

Desde el Ayuntamiento de Zamora, por último, se pone de manifiesto que la notificación a través del BOP es perfectamente válida y que no existe obligatoriedad de comunicar de manera individual, por lo que no temen por una posible medida cautelar por parte del Contencioso Administrativo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine