04 de febrero de 2017
04.02.2017

El taller y los escultores

El Antiguo Palacio de la Diputación se convierte en el escaparate de tres siglos de escultura de la mano de más de 70 piezas de la Fundición Codina

04.02.2017 | 03:14

Una obra de Baltasar Lobo da la bienvenida a la exposición "Tres siglos de escultura. Fundición Codina" que ayer abrió sus puertas en el Antiguo Palacio de la Diputación y que reúne más de 70 piezas de firmas, entre otras, como Baltasar Lobo, Eduardo Barrón, Julio López Hernández o Pablo Serrano.

En la primera planta del noble edificio el visitante puede contemplar "La eterna primavera" o "Atleta americano" de Auguste Rodin, una pieza de Edgar Degas sin pasar por alto el bronce de Nerón y Séneca, de Barrón. En la sala contigua están situadas dos obras de Mariano Benlliure, un boceto de la escultura de Agustina de Aragón para su monumento en Zaragoza, para el que posó la mujer de Benlliure la cantante, Lucrecia Arana y "Mi nieto" que representa al primer nieto del artista, una pieza hasta ahora nunca exhibida. "Ha pasado por varias colecciones hasta retornar a la familia después de mucho años y ha surgido la oportunidad y nos ha parecido que había que dar a conocer esta obra en Zamora donde es un artista admirado", remarca Lucrecia Enseñat Benlliure, de la Fundación Benlliure.

En la parte central del primer piso conviven esculturas de Julio López y de Javier de la Rosa, dos generaciones de artistas uno ya consagrado y el otro uno de jóvenes valores de la escultura. En la dependencia situada enfrente pueden contemplarse obras eclécticas de múltiples artistas como Fernando Suárez, con interesantes obras en acero cortén y hierro, o el boceto en escayola de la cabeza del caballo del General Martínez Campos que hiciera Mariano Benlliure, mientras que en otra sala se acerca al proceso de la cera perdida.

En el descansillo de la escalera que da acceso a la segunda planta del edificio se encuentra un espectacular pieza firmada por Jesús Curiá, que enlaza con "El Niño sentado" de Francisco López, escultor recientemente fallecido y a cuya memoria está dedicado la exposición, tal y como explicó en la inauguración Marisa Codina de la fundición homónima. Además de este ese artista pueden descubrirse también dos bocetos de dos monumentos así como dos relieves en escayola.

En esta misma planta se encuentra el espectacular Cristo de Pasolini, de Julio López, una pieza con la trabajará los alumnos de Escuela de Arte y Superior de Diseño que crearán unos mappis para interactuar con la escultura en la sala de cara la Semana Santa. "Se trata una imagen actual que aporta una nueva visión de Dios hecha por un escultor que es muy interesante", precisó el comisario de la muestra, Ricardo Flecha quien agrega que en la colección del discurso expositivo "nos hemos adaptado a las salas del palacio desde un enfoque temporal aunque ciertas figuras dialogaban muy bien con otras aunque no sean contemporáneas".

Por su parte la presidenta de la Diputación, Mayte Martín, ante muchos de los artistas que exhiben su obra y el mundo cultural de la ciudad, se comprometió nuevamente a mantener abierto el Palacio para muestras "tan magníficas como esta", en tanto que el escultor Julio López puso en valor la conjunción del "peso de la historia que tiene el palacio" y ensalzó la presencia de la fundición. "El taller común que tenemos los escultores, que nos pertenece a todos y donde podemos encontrar sugerencias que nos enriquecen". Además, el escultor invitó al público a "pasar detalladamente por delante de las piezas y a leerlas con el sosiego que invita el palacio para apreciarlas".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine