26 de noviembre de 2016
26.11.2016
David Lagos | Cantaor jerezano que hoy actúa en la sede de la peña flamenca de Zamora

"La ventana del flamenco tiene que estar abierta, evolucionar es imprescindible"

"Me gustan mucho el Camarón y el Morente de antes de "La leyenda del tiempo" y "Omega""

26.11.2016 | 01:45
"La ventana del flamenco tiene que estar abierta, evolucionar es imprescindible"

"Si la obra no evoluciona es una obra muerta". Lo espeta allá en el limbo y se oye nítido -quien lo podría pensar- por el auricular cansado de escuchar soledades. Así es David Lagos. Estudioso, como bien sabe su esposa, Melchora Ortega, también cantaora. Juega a su antojo con todos los palos y tiene la facultad de concitar al duende. En su caso es llamada no vacua, porque siempre le contesta y le presta su patina de espiritualidad. Hoy está en Zamora, en la peña flamenca "Amigos del Cante". Se van a enterar los peñistas de lo que es el bueno: granaína, malagueña, soleá, seguiriya?, lo que salga, que cuando uno se pone en la ventana nunca se sabe lo que va a pasar. El periodista lo pone en un brete: "¿ "La Leyenda del Tiempo" u "Omega"?". La pregunta la resuelve con inteligencia: "Me gusta el Camarón y el Morente de antes de que dieran el salto". Así es él: clásico al que le gusta cambiar.

-Dicen de usted que es un clásico al que le gusta investigar, ¿cómo se entiende eso?

-Canto flamenco y no le tengo miedo a nada. Tampoco cierro puertas, porque la ventana siempre tiene que estar abierta.

-¿Abierta a la innovación, a los nuevos aires, a los nuevos gustos...?

-Hay que conocer las raíces. Cavar para encontrarlas, pero no pasa nada si intentas conducirlas, dar tu toque personal. El flamenco, ya lo decía Camarón, es transmisión y transmisión y eso, hay que reconocerlo, no está al alcance de todos.

-Ganó la Lámpara Minera en 2014, ¿por qué se presentó al certamen y por qué lo hizo cuando ya tenía unos años, mucha experiencia?

-Es verdad que los cantaores que se presentan a este certamen suelen ser jóvenes y el premio les ayuda a darse a conocer. Yo venía del "cante de atrás", era relativamente conocido en ese mundillo, pero no llegaba a mucha gente. El premio me ayudo, había que dar un toque de atención y lo di. Estoy muy agradecido porque cuando yo gané, ya sabía de que iba esto.

-¿Cómo es su proceso de creación artística, cómo se pasa de cantar en los bares, entre amigos, a exponerse a la intemperie de un escenario?

-Hay que atesorar una buena base artística. Escuchar, estudiar, prepararse. Es imprescindible conocer los comienzos para moverte en el presente. No se puede ser buen cantaor sin conocer lo clásico. Hay que estudiar, oír a la calle, sentir.

-La pregunta es tópica, pero no me voy a quedar con las ganas de hacérsela: ¿"La Leyenda del Tiempo" u "Omega"?

-Los dos trabajos supusieron una revolución. El cante clásico se enredó en nuevas fórmulas. Camarón y Morente se salieron del carril, revolucionaron lo que había y la vez se convirtieron en clásicos. De todas formas yo me quedo con el Camarón y el Morente de antes de dar el salto. Son dos genios, que marcaron época. La carrera de Enrique fue más larga que la de Camarón. Él interpretó a Chacón, lo hizo antes que nadie y después experimentó. Si llega a vivir muchos años más no sabemos donde pudiera haber llegado. Era un genio.

-¿Por qué hay profesionales que triunfan sin muchos recursos y otros, con muchos más, se quedan olvidados?

-Eso siempre ha pasado. Hay cantaores que lo hacen muy bien y, sin embargo, no actúan. Y ocurre también lo contrario. El mundo moderno te exige que cuentes con recursos que antes no eran necesarios: representante, manager, una oficina de contratación. La parafernalia es cada vez más imprescindible.

-Siendo de Jerez y flamenco, parece que ya hay un camino recorrido. Es como si los genes ayudarán, el clima, el ambiente... ¿O no es para tanto?.

-Pues no. A veces ocurre lo contrario. A mí fuera de mi tierra me dicen "El Jerezano" y cuando estoy en mi pueblo me miran de aquella manera, como si no fuera de donde soy.

-¿Por qué Jerez ha dado y da tantos artistas, ¿cuál es el secreto?

-En Jerez hay mucha competencia. Eso siempre te hace mejorar. Y, desde luego, también la propia tierra. Hay mucha convivencia entre gitanos y payos. Se toman cuatro copas d vino. Hay un marco especial para el cante. Y desde luego no hay que olvidarse de la situación social de la zona. Se dice mucho que "el que canta su mal espanta" y es verdad.

-Da la sensación de que la evolución del cante es ya responsabilidad de payos ¿dónde quedan los cantaores gitanos?

-Ahora hay tanta información que se diluyen las formas. Los cantaores se forman en mil sitios. Hay muchos, hay gitanos, hay gachós. No es como antes que el flamenco se desarrollaba en barrios, en las tabernas. En todo caso, es verdad que parece que ahora los gitanos tienen menos influencia.

-¿Se canta ahora como se torea, mejor que nunca?

-Puede ser porque hay mucha competencia. Lo que cuenta es la personalidad, también en el toreo. El sello propio es lo que marca diferencias.

-El reconocimiento del flamenco como patrimonio de la humanidad, ¿ha ayudado a este arte?

-Había que colgar una medalla y se hizo. Creo que no hay ningún artista que pueda decir que haya mejorada su carrera después del reconocimiento. Lo que sí me gustaría es que el cante fuera reconocido como denominación de origen, que de alguna forma se cuidara su pureza, desde una plataforma seria.

-Dice el Gobierno que ya hemos salido de la crisis, ustedes los cantaores ¿lo han notado, tienen más actuaciones?

-Pues no. Las cosas siguen mal. Cuando hay crisis la gente busca asegurarse el sustento y hay muchas personas que se conforman con eso. No se dan cuenta de que la cultura es otra forma de alimentarse. En los temas culturales seguimos en plena crisis. Lo que ocurre es que nos hemos adaptado y ya nadie habla del tema. Ha desaparecido.

-En estos momentos prepara su tercer trabajo, ¿cuándo va a salir a la calle?

-Queremos sacarlo en primavera. Ya sabemos como está el mercado. Se aprovechan los discos para hacer un espectáculo nuevo.

-¿Cómo se va a llamar el disco?

-Casi seguro que va a llevar el nombre del espectáculo, "Clásico Personal". Eso es lo que voy a hacer después de 25 años en los escenarios. Eso es lo que quiero ahora, ahondar en los palos, dándole un sello propio. Estoy muy satisfecho con el resultado. Lo que pretendo es que lo cantes, de alguna manera, evolucionen. Si la obra no se mueve es una obra muerta.

-Zamora es una plaza muy apreciada por el mundo del flamenco. Las cantaores que vienen del sur valoran mucho el sentir de esta ciudad, el respeto, la interacción con los artistas. ¿Cuántas veces ha estado en la Andalucía del Norte como decía Antonio Mairena?

-Sé del respeto de Zamora por el cante porque ya he estado en alguna ocasión. Es muy bueno que la afición no se limite al Sur. El flamenco es universal y si algo tiene es transmisión. Eso es lo que queremos los artistas, que el público disfrute, que sienta, que vibre. Y eso me consta que ocurre en Zamora. También es muy importante que exista una peña como "Amigos del Cante" que da vida a la ciudad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine