09 de noviembre de 2016
09.11.2016

Preparados ante el peligro

Una torre de maniobras de 30 metros de altura, dos pozos o una galería de situaciones extremas, entre las infraestructuras del nuevo parque de bomberos

09.11.2016 | 01:10
Los mandos del Cuerpo de Bomberos reunidos con el concejal Antidio Fagúndez.

El nuevo parque de bomberos de Zamora pasa por ser uno de los planes estrella del Ayuntamiento para el año 2017. Una obra que requiere de una serie de necesidades que el obsoleto edificio situado en la avenida de la Plaza de Toros no cubre a día de hoy. A las infraestructuras básicas como zonas administrativas, salas de control y telecomunicaciones, almacenes o aulas de formación, se añadirán en la parcela del corredor de Roales otras dotaciones más ambiciosas como una torre de maniobras de 30 metros de altura o dos pozos de prácticas de una profundidad mínima de 10 metros. Estas son las novedades que se incluirán en el nuevo hogar del Cuerpo de Bomberos de Zamora.

El programa de necesidades básicas del nuevo parque de bomberos incluye la construcción de una torre de maniobras de 30 metros de altura como mínimo. Una infraestructura que deberá estar dotada con dos sótanos -el superior con rampa de acceso- y distintas tipologías de huecos. Esta torre permitirá efectuar maniobras de trepa con escalera por fachada, operaciones de salvamento y evacuación, escalada de balcones, maniobras de escalada y descenso por interior de patio de luces y, quizá lo más espectacular, prácticas con fuego real.

El Cuerpo de Bomberos de Zamora contará en su nuevo hogar del corredor de Roales con dos pozos de prácticas de dos metros de diámetro y profundidades mínimas de diez y cinco metros respectivamente. Unos espacios que permitirán la realización de pruebas de aspiración y medida de caudal de motobombas y prácticas de rescate y salvamento. Su ubicación, además, permitirá el acercamiento de todos los vehículos a la zona donde finalmente queden situados dentro del proyecto original.

El futuro parque dispondrá de un recinto de al menos 100 metros cuadrados que permitirá la instalación de una galería de entrenamiento para situaciones extremas. Allí, los efectivos podrán practicar sobre laberintos, simulación de llamas, ruidos o gritos.

Se antoja necesario en el proyecto la existencia de una nave de vehículos con, al menos, nueve puertas para nueve vehículos de gran tonelaje y cinco ligeros, algo impensable en las actuales instalaciones. Deberá ser un espacio porticado con salidas anteriores a la vía pública y posteriores al patio de maniobras, con puertas automáticas con posibilidad de apertura manual. Deberá disponer de extracción de gases con posibilidad de conexión directa a cada vehículo.

El edificio contará, como mínimo, con cinco almacenes diferenciados para distintos usos. Uno para remanente de uniformes, otro para remanente de materiales, un almacén de cuerdas, otro de material de vehículos y un último almacén general para bombas, trajes para intervenciones especiales y cualquier tipo de equipamento necesario.

Las zonas administrativas y de esparcimiento para los efectivos cierran las dependencias del nuevo parque de bomberos. Despachos para los altos mandos, incluido el delegado de área, así como un aula de formación para 65 personas. Se incluyen también vestuarios, zonas de estar, una biblioteca, un archivo de documentación, una sala de reuniones, una sala de visitas, lavandería, cocina y dormitorios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine