El presidente popular y de la Diputación, Fernando Martínez Maíllo dijo que el AVE no va a ser la panacea para todos los males de la provincia, pero desde luego, va a suponer un incremento de actividad para muchos sectores, como el turístico y de hecho la institución que dirige prepara campañas promocionales ya desde el próximo Fitur. Ahora son las frecuencias de trenes el caballo de batalla, para sacar todo el partido posible al AVE, "como se ha hecho en Ciudad Real", capital similar a Zamora que ha dado un cambio importante gracias al tren.

Con respecto a las dos entidades locales menores que no han presentado sus cuentas a final de año, Tudera y Vecilla de la Polvorosa, Maíllo reconoció que según el texto literal de la ley deberían desaparecer, aunque confía en que exista aún alguna posibilidad de reconducir la situación. Señaló el apoyo de la Diputación a estas entidades y los ayuntamientos en general para que cumplan la ley, aunque dijo que a veces la no presentación de cuentas es por culpa de los ayuntamientos de cabecera más que de las entidades locales menores.