La escasa visibilidad a causa de la niebla a estas horas dificulta el tráfico rodado en una quincena de tramos de la Red Estatal de Carreteras en las provincias de Valladolid, León, Palencia, Burgos, Zamora y Salamanca. La Dirección General de Tráfico (DGT) recomienda precaución y aminorar la velocidad para circular por las zonas afectadas.

En Zamora se encuentran en idéntica situación la A-66, entre Roales y Cubo de Tierra del Vino; la N-631, desde Perilla de Castro a Rionegro del Puente; y la N-122, desde Toro a Alcañices, en un tramo de 90 kilómetros. A ellos se suma otro más en la A-62, entre Castrillo de la Guareña y Villamayor (ya en Salamanca). En esta provincia, la niebla afecta a la A-66, entre la capital y Fuentes de Béjar; la A-62, desde Fuente de San Esteban a Salamanca capital; y la A-50, desde Ventosa del Río Almar también a la ciudad del Tormes.

Así, en Valladolid se encuentran afectadas la A-6, entre San Pablo de la Moraleja y Villardefrades; la A-62, entre Cubillas de Santa Marta y la capital y entre Simancas y Torrecilla de la Orden;. Además, en León la A-6 cuenta con visibilidad reducida a su paso por Camponaraya, en El Bierzo.

Igualmente, en Palencia, es recomendable transitar con precaución por la A-62, en un tramo de unos 20 kilómetros entre Dueñas y Villodrigo; y la A-231, entre Carrión de los Condes y Villalbilla de Burgos (ya en la provincia burgalesa). Precisamente en esta última, la niebla también dificulta la circulación en la A-62, entre Buniel y Villaverde-Mogina.

Por otro lado, las placas de hielo han motivado el cierre de la carretera CP-003, en la localidad de Candelario, entre los kilómetros 6 y 10, en las inmediaciones de la estación de esquí de La Covatilla.