El borrador de la propuesta de plantilla orgánica para el Complejo Asistencial de Zamora, es decir, el personal que requiere la mayor empresa de la provincia para funcionar según los responsables de Sacyl, establece una dotación de 1.651 empleados. Una cifra que no concuerda con la que refleja la memoria de Sacyl en el documento de estructura de efectos que tiene colocado en su página web correspondiente al año 2013, cuando existían 1.814 trabajadores. La diferencia puede deberse a la existencia de personal que no es estatutario (hay también funcionarios) o trabaja fuera de plantilla.

Con base en el documento que ahora mismo se está negociando entre Sacyl y los sindicatos, en la plantilla orgánica de 1.651 trabajadores de Atención Especializada se incluyen un gran número de categorías, desde las más conocidas de médicos o enfermeras a otras de oficios a extinguir que, electricistas, fontaneros o mecánicos.

En el apartado de personal directivo figuran ocho puestos: director gerente, médico, de gestión, de enfermería, tres subdirectores médicos y un subdirector de gestión.

El personal sanitario del grupo A1, que son los médicos, está conformado por 282 plazas, entre las que se incluyen las de 13 jefes de servicio, un jefe de sección y treinta jefes de unidad. En Zamora existen 37 especialidades médicas (a las que habría que sumar la de Medicina de Familia, aunque no hay ninguna plaza para estos profesionales en Atención Especializada y están todos en los centros de salud). La provincia carece de otras catorce especialidades que si hay en otros hospitales de la región.

Uno de los colectivos más importantes es el de enfermería. En el borrador de la plantilla orgánica del Complejo Asistencial figuran 386 enfermeras, a las que hay que sumar otras las especialistas: seis especialistas en Salud Mental, dos en Trabajo, cuatro en Geriatría, cuatro en Pediatría y quince matronas. En el mismo grupo se encuadra, doce fisioterapeutas y un puesto para terapeuta ocupacional y logopeda.

Los técnicos superiores forman un grupo más reducido. En el Complejo Asistencial la plantilla oficial será de 22 técnicos de Laboratorio de Diagnóstico Clínico, 33 de Imagen para el Diagnóstico, cuatro de Anatomía Patológica, siete de Radioterapia, y uno de Nutrición y Dietética. Los técnicos en cuidados de enfermería (más conocidos como auxiliares de enfermería) son otro de los colectivos más numerosos en los hospitales. En concreto en Zamora hay 288 a los que hay que sumar otros nueve que aparecen como técnico en farmacia-auxiliares de enfermería.

Además del personal que está relacionado directamente con la atención a los enfermos hay otro número alto de personas que se encargan con lo que tiene que ver con la gestión y los servicios para que la empresa funcione. En este apartado las categorías más altas las tienen dos titulados superiores en Administración Sanitaria, un Bibliotecario-Documentalista, un titulado superior en Comunicación, y dos titulados superiores en Informática.

En el escalón siguiente aparecen dos puestos de Gestión Informática, siete de Gestión Administrativa, un titulado medio de Prevención de Riesgos Laborales, dos ingenieros técnicos y un trabajador social.

En el grupo C1 están cuatro técnicos especialistas en alojamiento, 16 administrativos, cinco técnicos especialistas en Restauración, seis cocineros (categoría a extinguir), un jefe de taller, un controlador de suministros (plaza a amortizar), y un técnico en Prevención de Riesgos Laborales.

Donde más categorías están catalogadas como a extinguir es en el grupo C2 de personal de gestión y servicios. En él se encuadran nueve oficiales de mantenimiento, 150 auxiliares administrativos, cuatro telefonistas, dos conductores, y otras seis categorías a extinguir, que son: gobernantas (hay 2), albañiles (uno), costureras (una), electricistas (uno), fontaneros (cinco) y mecánicos (dos).

Finalmente, en el último grupo está reflejado otro de los colectivos más importantes numéricamente en los hospitales, el de los celadores. Hay 158 con esa categoría, más 42 operarios de servicios y 17 pinches, aunque estos últimos también están a extinguir.

Finalmente para la Escuela de Enfermería Sacyl contempla una plantilla de un director técnico de Enfermería, una plaza de Secretaría de Estudios y siete enfermeras profesoras.

Todas estas plazas forman la plantilla orgánica que Sacyl está negociando con los sindicatos y que se analizará en una reunión que se celebrará esta misma semana. El acuerdo, indicaron fuentes de Sacyl a la agencia Ical está cerca, por lo que no se prevén demasiadas novedades respecto al documento que ahora mismo manejan las partes negociadoras. La conclusión de Sacyl es que Zamora gana 19 plazas, todas menos una de personal sanitario: una de médico, cinco de enfermera y doce del resto del personal sanitario.

La primera impresión es que Zamora quedará más o menos como está, sin que se atisben grandes cambios. Se trata de la plantilla orgánica, es decir, la plantilla máxima que tendrán los hospitales de Zamora, y de toda la región, dotada presupuestariamente, lo que no significa que necesariamente se tengan que cubrir todos los puestos. No obstante, es una buena referencia para establecer una estabilidad en las plantillas del Complejo. Tradicionalmente los sindicatos han denunciado que Zamora, sobre todo el hospital Virgen de la Concha, tenía mucho personal fuera de plantilla, unos puestos que no se consolidaron y han ido desapareciendo en los últimos años, sin que oficialmente se reconozca una merma de plazas. Habrá que esperar al final de todo el proceso para comparar cómo queda finalmente Zamora.