Un burro ha aparecido muerto en un solar anejo a la carretera de Villalpando, en una parcela próxima al barrio de La Alberca. El animal lleva al menos una semana en el solar, según han alertado algunos vecinos de la zona que denunciaron la situación al grupo municipal de Adeiza. La agrupación pide a "las autoridades competentes" que retiren el cadáver, a la vez que condenan de manera enérgica "el maltrato a los animales", subrayan.

Las gestiones para eliminar el cadáver del animal corresponden al Ayuntamiento de Zamora, que hará "las tramitaciones oportunas una vez que nos entre la denuncia", explica el concejal de Medio Ambiente, Feliciano Fernández. En este sentido, el responsable de financiar la retirada del animal es "el propietario de la finca, con independencia de que el burro sea suyo o no, y siempre y cuando se desconozca quién es el dueño", precisa Feliciano Fernández tras conocer el episodio.

Cuando el terreno es municipal, es el propio Ayuntamiento el que debe hacerse cargo de los costes, si bien la institución local tendrá que asumir de manera subsidiaria la actuación "si los titulares no responden", advierte el concejal del área, lo que obligaría a iniciar el correspondiente expediente sancionador.

El cadáver del animal es considerado "material de riesgo por motivos sanitarios" y es una empresa especializada la que debe encargarse de su recogida y traslado para la posterior incineración en crematorios especiales, ya que "está prohibido el enterramiento de este tipo de animales", recuerda el edil. Casos similares han tenido lugar en zonas como Carrascal o en el antiguo campo de tiro de Las Chanas.