La pequeña Hiba es la primogénita del matrimonio integrado por los saharauis Ahmed Yaddas, de 33 años, y Hind Yadassi, de 20. La pareja ha fijado su residencia en Zamora, dado que a la ciudad llegó ella con "escasos meses". Ambos actualmente carecen de empleo y se muestran esperanzados con que el nacimiento de su hija y el Nuevo Año "nos traiga trabajo a alguno de los dos". Esta niña supone la primera nieta para la familia materna, asentada en la urbe desde hace décadas, y la cuarta para la paterna. "Dicen que la niña se parece más a mí", afirma la progenitora con una sonrisa, opinión que corroboran los padres de Alejandra del Teso Hernández, la penúltima zamorana en nacer, con los que comparten habitación. "Para los padres de Hiba y para nosotros estas Navidades han sido muy especiales", apunta Andrés del Teso.