01 de octubre de 2014
01.10.2014

Las obras del AVE aguantan la inversión estatal en Zamora, 254 millones en 2015

La primera partida para pagar la autovía a Benavente convive con cantidades ínfimas para el resto de obras, incluidas Murallas o regadío

01.10.2014 | 00:07
Estación de ferrocarril de Zamora. Foto Afzamorana.es

Principales inversiones

  •  ADIF. Obras del AVE Olmedo-Lubián-Orense. 139 millones de euros para montaje de vía, electrificación, instalaciones de seguridad, etcétera.
  • Seittsa. AVE. Obras de Plataforma. 17,4 millones para el tramo Cernadilla-Pedralba de la Pradería; 41 millones para  Pedralba de la Pradería-Túnel de Padornelo y 17,7 millones para el tramo entre Zamora capital y La Hiniesta.
  • Programación general del AVE. Según informó el Ministerio de Fomento la inversión para 2015 en el AVE Zamora-Lubián-Orense-Vigo ascenderá a 891,4 millones de euros. En la provincia de Zamora la inversión del AVE se estima en unos 221 millones de euros, sobre todo en los mencionados tramos al norte de la capital.
  • A-66. Autovía Benavente-Zamora. Se consignan 13,3 millones de euros para 2015, el primer pago a la unión de empresas que ha ejecutado la obra. Durante 30 años el Estado pagará cantidades crecientes. Por ejemplo, el 2016 abonará 30,6 millones, al año siguiente 31,2 y en 2018 31,7 millones.
  • Autovía del Duero. Los cuatro tramos entre Zamora y la frontera portuguesa siguen parados, con partidas de 50.000 euros que es como decir que no se va a hacer nada. En los tramos entre Valladolid y Soria sí se actuará.
  • Resto de autovías. También paradas. La A-65, entre Benavente y Palencia no lleva ninguna cifra y lo mismo le ocurre a la N-631, entre Montamarta y Mombuey. Hay unas pequeñas obras en la A-52 para reponer la acequia de Aciberos en Lubián.
  • Murallas de Zamora, 54.000 euros. Es la partida final del un proyecto de intervenciones sobre las partes más deterioradas de las murallas de Zamora que ha consignado casi un millón de euros. La mayor parte de la inversión se ha producido ya en los años anteriores, como por ejemplo los 473.000 euros del año en curso, por lo que tan solo restará para 2015 una pequeña inversión residual de 54.000 euros.
  • Bodegas tradicionales de Tierra del Vino y Toro. Es un clásico de los presupuestos generales del Estado desde hace años y sigue figurando en él a pesar de que ya no tiene partida alguna para 2015. La inversión, de 1,3 millones de euros, se ha venido ejecutando en años anteriores, con una pequeña partida en el presente 2014.
  • Regadíos. Canal Toro Zamora. Es el único proyecto de regadíos que sigue apareciendo en los presupuestos estatales, si bien la obra está ya concluida prácticamente. De hecho la mayor parte de la inversión está hecha. Para 2015 aparecen 477.000 euros destinados a los sectores III y IV del Canal Toro Zamora y Tele control.
  • Resto de proyectos. En los presupuestos del Estado para 2015 no existen partidas para llevar a cabo proyectos nuevos en otras áreas, como pudiera ser la de Justicia, puestos de la Guardia Civil o algunas de las competencias de los organismos de la Administración central en la provincia. Alguna vez ha aparecido el nuevo centro penitenciario  y algún otro proyecto, de los que no queda ni rastro.

La fuerte inversión del AVE, que el año próximo sigue a buen ritmo con 221 millones de euros, es el factor fundamental que mantiene el presupuesto estatal en Zamora para 2015, que suma en total 254 millones, una cifra similar a la del año anterior, aunque un 2,1% más baja. Zamora es la tercera provincia con más inversión del Estado de entre todas las de Castilla y León para 2015, aunque sin duda se debe al avance del tren veloz hacia Galicia: la infraestructura recibirá, en el tramo que va de Zamora a Lubián, Orense y Vigo nada menos que 891,4 millones de euros del departamento que dirige Ana Pastor. De ellos, 221 se quedan en Zamora.

En la alta velocidad ferroviaria aparecen distintas partidas. Las principales son los 139 millones de euros de ADIF Alta Velocidad denominados genéricamente línea de alta velocidad Olmedo-Lubián-Orense. Se trata de partidas para montar lo que es la superestructura, es decir, montaje de vía, electrificación o elementos de seguridad de todo el tramo.

Los principales proyectos de obras de plataforma del AVE están aún en el apartado de la Sociedad Estatal de Infraestructuras del Transporte Terrestre (Seittsa) y se refieren a los más atrasados desde la capital hacia el norte. Hay 17,7 millones para el tramo entre Zamora y La Hiniesta (última anualidad), otros 41 millones para el tramo entre Pedralba de la Pradería y el Túnel de Padornelo (quedarán aún 30,1 millones para invertir en 2016 y otros 21,3 millones en 2017), y 17,4 millones para el trayecto de Cernadilla a Pedralba de la Pradería (para el año siguiente quedan aún otros 19,6 millones de inversión). El resto de tramos de plataforma, que ya están acabados, figuran aún con partidas testimoniales de 50.000 euros: La Hiniesta-Perilla, Perilla-Otero de Bodas y Otero-Cernadilla. Incluso el Villafranca del Duero-Coreses sigue figurando pero sin cantidad alguna.

Hay otras pequeñas partidas como dos millones para expropiaciones del año 2009 o cuatro millones para rehabilitación del firme en la A-52. Renfe operadora dispone de 423.000 euros para mejoras en trenes fundamentalmente. De las estaciones de Zamora capital o Sanabria no se habla en ningún apartado.

En autovías, los presupuestos de 2015 certifican la previsión de entrada en servicio de la autovía entre Benavente y Zamora para el verano de ese año, momento a partir del cual el Estado empezará a pagar el canon anual para devolver el millón largo de euros por la construcción y el mantenimiento a lo largo de 30 años a la unión temporal de empresas encargada de la infraestructura. La obra sale por un ojo de la cara. El primer año se pagarán 13,3 millones de euros, el segundo, 2016, 30,6 millones; el tercero 31,2 millones y el cuarto, 2018, 31,7 millones. Y así treinta años, hasta abonar un millón de euros por una obra que hubiera costado 240 adjudicada por el método tradicional. Bien es verdad que esta forma de licitación público-privada la ideó el anterior Gobierno socialista como forma de librarse del corsé presupuestario, aunque luego el PP siguió adelante.

El resto de carreteras se quedan como están. En la A-52 se hace una pequeña obra de reposición de la acequia de Aciberos, en Lubián (52.730 euros, última anualidad de trabajos por un coste total de 128.000).

La autovía del Duero, la A-11, está recibiendo un serio impulso en los tramos de Valladolid y sobre todo de Soria, pero en la vertiente de Zamora a la frontera sigue paralizada. Los cuatro tramos en que se divide, de Zamora Norte a Ricobayo, de Ricobayo a Fonfría, de Fonfría a Alcañices y de Alcañices a la frontera con Portugal tienen consignados 50.000 euros cada uno, una cantidad testimonial cuando de autovías se trata. La inversión contrasta grandemente con los 25,8 millones de euros de los tramos sorianos de Venta Nueva a Santiuste, en enlace de Santiuste-variante de Burgo de Osma, de Burgo de Osma a San Esteban de Gormaz, desde esa localidad a Langa de Duero, el tramo La Mallona-Venta Nueva, la variante de Aranda de Duero en Burgos y los tramos de los viñedos en Valladolid (Quintanilla de Arriba-Quintanilla de Onésimo-Tudela de Duero).

La A-65, entre Benavente y Palencia, de 91,7 kilómetros aparece pero sin ninguna cifra y lo mismo le pasa a un subtramo de este recorrido, entre Villalpando y Villafrechós, de 25 kilómetros. No hay atisbos de que esta autovía se vaya a realizar algún día.

Lo mismo ocurre con el desdoblamiento de la nacional 631, entre Montamarta y Mombuey, de 42,2 kilómetros, que sigue presupuestándose, aunque ya sin cantidad alguna. Para conservación ordinaria de carreteras Zamora tendrá 9,4 millones de euros y para actuaciones en Seguridad Vial 1,9.

Y saliéndose de las cifras del departamento que dirige la ministra zamorana y sus sociedades afines, se acabó lo que se daba para la provincia en los presupuestos para el año que viene. Sigue abierta la partida de Conservación del Patrimonio Etnográfico, concretamente las bodegas tradicionales de Tierra del Vino y Toro, a pesar de que ya se terminó el proyecto con los 78.000 euros invertidos este año que completaban el millón trescientos mil euros previstos. Las Murallas de Zamora tendrán una inversión de 54.000 euros, que es la parte final de las obras que se han venido desarrollando durante el año pasado y el actual, en las que se han consignado casi un millón de euros (981.100).

En regadíos está aún el Canal Toro Zamora, aunque el grueso de la obra ya está finalizado y sólo queda una partida de 477.000 euros para el año que viene destinada a los sectores III y IV y telecontrol.

El resto de departamentos ministeriales han aparcado completamente las inversiones provinciales. No figura ni una sola obra en Justicia, o relacionada con las fuerzas de Seguridad (como podría ser la mejora de algún cuartel de la Guardia Civil), se le ha perdido la pista completamente al nuevo centro penitenciario para drogodependientes (proyecto, por cierto, que nunca tuvo muchos visos de hacerse realidad), ya no haya nada del Banco de España (arrendado al Ayuntamiento), ni se tiene notica de ningún otro compromiso (como la nueva sede para el Instituto Nacional de la Seguridad Social o la Tesorería de la que se pudo hablar en algún tiempo).

Castilla y León recibirá una inversión de 1.725 millones, de los cuales 441,36 se van para Burgos, 389,78 para León y 254,81 a Zamora como provincias más beneficiadas, en todos los casos por efecto del AVE.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Patrocinado por nombre

Loterí­a de Navidad 2019

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.