La Cofradía de Nuestra Señora de San Antolín o de la Concha acaba de recibir una reliquia "ex indumentis" (extraida de la vestimenta) perteneciente a san Juan Pablo II. Se trata de un pequeño trozo de tela procedente de una sotana utilizada por el expapa, colocada en una teca, el recipiente habitual para este tipo de objetos.

La reliquia ha sido remitida por el Vicariato de Roma a la hermandad zamorana a través del religioso Narciso Lorenzo, delegado de Liturgia de la diócesis. La cofradía prevé que la reliquia pueda ser venerada durante la celebración del "Solemne Novenario en honor a la Natividad de la Santísima. Virgen María, Nuestra Señora de la Concha", en la jornada del jueves 4 de septiembre dedicada a "Santa María, reina de los confesores".

A este respecto, es preciso añadir que el novenario de La Concha se celebrará entre el 30 de agosto y el 7 de septiembre, y tendrá lugar en la iglesia románica de San Antolín. Ese mismo día, el de clausura, tendrá lugar una misa que concluirá con un rosario público de luz que transcurrirá por las calles de la feligresía.