Los empresarios zamoranos, que siempre han defendido una rebaja tributaria para crear empleo y salir así de la crisis, reciben ahora un espaldarazo del Servicio Público de Empleo Estatal, que en su informe de 2014 referente a la provincia aboga precisamente por esta vía. Los técnicos del SEPE, organismo que depende directamente del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, ven «necesario que disminuyera la presión fiscal a los pequeños empresarios» y que «se descargue a la empresa de la burocracia», otra de las cuestiones muy solicitadas por parte del tejido empresarial zamorano a través de las organizaciones que lo representan, CEOE-Cepyme y Cámara de Comercio e Industria.

Lea la noticia completa en la edición impresa o en Orbyt