A la piscina Sindical le podrían quedar menos de 15 días de temporada de verano. Así se lo han comunicado a los usuarios los trabajadores del recinto municipal, que trasladan la orden del Ayuntamiento de cerrar al público el próximo día 21 de agosto.

A los bañistas esta noticia no les pilla por sorpresa, ya que "no es el primer año que intentan cerrar tan pronto, siempre hemos conseguido que se alargue al menos hasta finales de mes, pero esta vez no sabemos qué va a pasar", explica Eloísa Martín, asidua a la Sindical y una de las promotoras de la idea de recoger firmas entre los usuarios para conseguir mantener abierto el recinto.

De momento, en tan solo dos horas de "campaña" han conseguido más de 150 firmas, "porque a todo el mundo le parece una aberración".

La Asociación de Vecinos del barrio de La Candelaria, junto a particulares, se están encargando de llevar a cabo la recogida de las firmas, que en años anteriores ha llegado hasta las 1.500, "y este año vamos a intentarlo por todos los medios", subraya Martín.

Alternativa de ocio

Los bañistas se quejan de que la piscina "es una de las escasas opciones de ocio que hay durante el verano en Zamora, ¿qué quieren, que nos quedemos en casa viendo la televisión toda la tarde en pleno mes de agosto? No podemos entender este interés por cerrar a la carrera, cuanto antes mejor, cuando hay mucha gente a la que le gusta y va a pasar el día o la tarde", lamentan los afectados, que recuerdan que "hace años se abría hasta algunos días entrado ya el mes de septiembre".

La lucha para la apertura durante más días de la piscina municipal continuará durante esta semana buscando el apoyo de más usuarios y vecinos de la zona a través de su firma, para presentarlas después en el Ayuntamiento y conseguir "que por lo menos se mantenga abierta hasta el 30 o el 31 de agosto, que nos parece lo mínimo y es hasta cuando se ha mantenido en años pasados", señala Eloísa Martín, que recoge personalmente las rúbricas "y veo la cara de la gente cuando le decimos que quieren cerrar el día 21, no se lo pueden creer".