La leyenda del nombre de Zamora, la del Cristo de las Injurias o la del motín de la trucha las dieron a conocer anoche los actores de Juan del Enzina en las inmediaciones de la Catedral. Esta formación teatral ayer abrió las rutas de leyendas enmarcadas dentro Medievalia, una de las actividades del Verano Cultural con mayor tirón entre zamoranos y turistas.