Para empezar a disfrutar del la magia del teatro no hay edad y los más pequeños disfrutan tanto como los mayores del placer de subirse al escenario y meterse en otra piel. Ayer daba el pistoletazo de salida más el taller de teatro para niños que se enmarca en las actividades de Verano Joven organizadas por el Ayuntamiento.

En un aula del Palacio de la Alhóndiga, en círculo para verse bien las caras, una decena de niños se reunían a las diez y media de la mañana para la sesión inaugural del curso. Se espera que el número de pequeños artistas se duplique tras el fin de semana, ya que las listas oficiales cuentan con veinte niños entre 6 y 13 años, muchos de los cuales van a pisar las tablas por primera vez.

Es el segundo año que la profesora Lourdes Cabellos imparte este taller. Con una trayectoria de más de una década enseñando teatro a niños y adolescentes, muestra su satisfacción con los resultados obtenidos el pasado año. "Algunos de los chicos repiten este agosto y otros vinieron a apuntarse pero tenían problemas de fecha", dice.

El taller tiene como objetivo fundamental desarrollar la psicomotricidad y la imaginación de los pequeños aprendices de actores con juegos y actividades que se realizarán durante las clases, además de ensayar las obras elegidas que se representarán al finalizar el taller. Podrán ser una princesa, un dragón, un sapo o donceles y narradores delante de sus padres, de sus abuelos y de aquellos que quieran acercarse a ver el resultado de estas lecciones dramáticas.

La profesora quiso reseñar la importancia de la colaboración de los padres, que juegan un papel importante en la forma en que sus hijos acuden al taller, desde motivarlos para que disfruten a ayudarlos en casa para que memoricen el papel, sobre todo en el caso de los más pequeños que apenas han aprendido a leer.

"El objetivo principal es que se todos se diviertan y que el gusanillo del teatro se le meta dentro a los que actúan por primera vez", explica la profesora, que quizá esté impartiendo sus primeras lecciones de teatro a un futuro premio Max zamorano.