08 de octubre de 2013
08.10.2013
La Opinión de Zamora

La biorrefinería de Barcial verá la luz con una inversión de más de 106 millones de euros

Magdala & MF Investment, la sociedad promotora, presenta hoy el proyecto tras hacerse con los terrenos de Ecobarcial

08.10.2013 | 00:00
Vicente Merino, izquierda, coordinador de Magdala, en la firma de un acuerdo con Alianza del Campo (UPA-COAG).

Magdala & MF Investment, la sociedad que promueve el proyecto de una biorrefinería multifuncional en Barcial del Barco, presentará hoy el proyecto tras comprar los terrenos de Ecobarcial, sociedad que fue creada en 2004 para la construcción de una planta de bioetanol que finalmente quedó aparcada. Los terrenos, de cincuenta hectáreas, cuentan con todas las licencias necesarias para la ejecución del proceso de bioetanol y cogeneración a excepción de la licencia municipal de obras, que será concedida en su momento por el Ayuntamiento. El proyecto se presentará oficialmente hoy en la sede de CEOE-Cepyme Zamora.

La propuesta de Magdala, remitida a Ecobarcial en agosto, ofrecía un pago inicial de más de 200.000 euros y un pago aplazado de 2,3 millones a la puesta en marcha del proceso, con un plazo estimado de entre 36 y 48 meses desde la fecha actual. Ecobarcial tardó más de cinco años en hacerse con estos permisos, de ahí el interés de Magdala en no volver a obtenerlos, proceso que ahora es más ágil.

La sociedad, que cuenta con el apoyo de un grupo de inversión para construir la fábrica, ha mantenido reuniones con la Junta y con el Gobierno para señalar el valor estratégico del proyecto y su importancia fiscal -la actividad tributará aproximadamente cien millones de euros anuales-. Afortunadamente para la comarca el acuerdo se ha cerrado y sus efectos positivos recaerán en la provincia. Municipios de provincias vecinas habían ofrecido terrenos a Magdala a un precio simbólico para implantar en sus territorios esta importante sociedad. Según ha podido saber este diario el valor bruto anual de la biorrefinería será de 78 millones de euros, una cantidad similar a los costes de producción que soportará.

La sociedad consideró que la biorrefinería debía empezar a funcionar «donde sea» en referencia a la duración de los trámites para hacerse con los terrenos. Magdala cuenta desde hace tiempo con el compromiso de una empresa del IBEX como socio inversor para llevar a cabo este proyecto.

El proyecto, del que se beneficiarán varios sectores, es importante en los planes de futuro del sector agrícola. De hecho, UPA y COAG han firmado ya un acuerdo con Magdala para garantizar un precio fijo en el suministro de remolacha, una garantía de futuro para las explotaciones agrícolas de la zona. El apoyo de las administraciones públicas ha sido unánime, desde la Junta de Castilla y León hasta el Ente Regional de la Energía (ambos organismos han mediado para que la venta de los terrenos de Ecobarcial se diera con más rapidez) o los ministerios de Agricultura e Industria, que han mantenido varios encuentros con los responsables de Magdala. Los sindicatos, dejos de lanzar dudas al proyecto, no han sido ajenos ante una iniciativa que les parece vital para una zona empobrecida y despoblada.

La planta dará 70 empleos directos y cientos de indirectos, además de estimular la actividad

Las cifras que arroja el proyecto de la biorrefinería en términos de empleo son otro punto relevante. En una primera fase, la de las obras, más de cien personas trabajarán en la construcción de la planta, y más de 70 personas encontrarán en la planta un puesto de trabajo cuando esté a pleno funcionamiento.

Además, cientos de personas se beneficiarán de forma indirecta del impacto de la construcción de la fábrica en sus puestos de trabajo. Uno de los sectores que mejor asumirá la puesta en funcionamiento de la planta es la agricultura, que podrá concertar una producción fija de remolacha y cereal en la comarca año tras año. Los trabajadores del sector transporte, ganadería o sanitario también experimentarán una mejora de las condiciones en sus puestos de trabajo, pues habrá más demanda de personal.

La economía comarcal viviría un fuerte empujón por el estímulo que una inversión así tiene en la economía en general, una senda de crecimiento que también repercutirá en comercios y negocios de la zona. La influencia en la zona sería similar a los mejores años de funcionamiento de la azucarera.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.