La presidenta del Consejo de Alcaldes, Manuela Crespo, señala que es «unánime» la opinión de los ayuntamientos en el sentido de que debería ser la Junta la que asumiese los gastos de mantenimiento de los colegios. «Hay quien preferiría perder todas las subvenciones a cambio de que se queden con el gasto del colegio», sobre todo por la partida del gasoil o la electricidad. Señala quejas de alcaldes, como el de Villalpando, pueblo donde este coste «acaba con el dinero de gastos corrientes» o pequeñas localidades, como Gema «que tiene que mantener una escuela en la que apenas tiene niños, ya que la mayoría son de otras localidades». Si la competencia educativa «es de la comunidad autónoma, debería ser desde el principio hasta el final», argumenta. El único «pero» es el miedo de algunos alcaldes a que si es la Junta la que asume los gastos de mantenimiento pueda optar por cerrar colegios con pocos alumnos, lo que «no sería justo», a juicio de la presidenta del Consejo, órgano en el que se ha tratado el asunto. Ahora mismo, señala, la propuesta estatal, que asegura competencias con financiación o la ayuda de la Diputación, parece mejor encaminada que la de la Junta de Castilla y León.