24 de diciembre de 2012
24.12.2012

Con los pies atados con rodilleras y un alambre, al que habrían unido una piedra para hundirlo

25.12.2012 | 12:31

En las muñecas del fallecido no se encontraron señales de haber sido maniatado, mientras que el cadáver apareció con unas rodilleras y un alambre anudados a sus pies. De este último se sospecha que su agresor o agresores decidieron colocar un objeto, posiblemente una piedra, para asegurarse de que el cuerpo no saldría a flote en las aguas del pantano de Ricobayo. Hasta el embalse del Esla llegó ya muerto, si bien se desconoce dónde se produjo el crimen que, al parecer, no tuvo lugar en el domicilio del vecino del barrio de Las Llamas, donde residía desde niño con sus padres y se crió con sus hermanos. Sí que existen sospechas de que las primeras agresiones pudieran haber tenido lugar en su casa de planta baja, situada en esta parte de la ciudad, donde era más que conocido el finado, toxicómano desde muy joven y con la salud muy deteriorada por efecto de las drogas, en concreto la heroína. Precisamente, se baraja la posibilidad de que el suceso esté relacionado con el tráfico de estupefacientes, al estar vinculados tanto el muerto, J.H.M., como los dos principales imputados a la venta y al consumo de drogas. Lo que continúa siendo una incógnita es la razón por la que los acusados acudieron, supuestamente, al domicilio de la víctima y acabaron agrediéndola.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine