09 de noviembre de 2012
09.11.2012

Eugenio Gómez, profesor de una infanta

La vocal de Arte del Florián de Ocampo ahonda en la figura de este organista de la Catedral de Zamora, a principios del siglo XIX, que se trasladó a Sevilla

09.11.2012 | 13:56
Eugenio Gómez, profesor de una infanta

Eugenio Gómez Carrión fue un organista de la Catedral de Zamora en el primer tercio del siglo XIX que «desarrolló su trayectoria con mayor amplitud en Sevilla», según explica la vocal de Arte del Instituto de Estudios Zamoranos, Concepción Rodríguez Prieto. Nacido en el año 1786 en la localidad de Alcañices, «fue un niño muy dotado para la música». «En 1806 era seminarista y seis años más aprobó las oposiciones, pero no consta en el Archivo Catedralicio», indica la experta que apunta que «su juventud la pasó en Zamora coincidiendo con la Guerra de la Independencia».
Gómez Carrión sería organista suplente en la Seo zamorana y esta circunstancia unida a la situación que vivía la ciudad, «entonces muy provincia y pobre», le animó a trasladarse a Sevilla hacia 1824, pese a que «el músico alababa la calidad del órgano de Zamora», instrumento que todavía se toca.
En la capital hispalense «encontró lo que buscaba», subraya Concepción Rodríguez. El sacerdote, del que se ignora cuándo y dónde cantó misa, se dedicó a ser organista de la Catedral, a componer y a desarrollar una carrera como profesor. «Hasta tuvo la oportunidad de dar clases de piano a la infanta Luisa Fernanda, hermana de la reina Isabel II».
A lo largo de su trayectoria el compositor creo piezas de música profana «36 melodías armonizadas, unas piezas cortas para piano bastante importantes», también escribió vals y mazurcas así como ofertorios. «Su gran ofertorio de órgano se toca todavía en Sevilla e hizo otro arreglo de un quinario para la Quinta Angustia para piano e instrumentos de viento, lo que da cuenta de su valía», expresa la vocal de Arte del Instituto de Estudios Zamoranos.
Rodríguez Prieto también comenta que durante su época sevillana «el músico Franz Liszt interpretó varias obras de Eugenio Gómez y le escribió una carta en la que le animaba a seguir componiendo».
Sobre las piezas escritas por el presbítero de origen zamorano, que falleció en Sevilla cuando contaba con 85 años, «incluso el actual organista lo menciona como compositor, pero no como organista», precisa Concepción Rodríguez que desconoce si existen obras de Gómez Carrión en la Catedral de Zamora aunque cree que estas partituras «estarán en el Real Conservatorio de Madrid donde tenía un amigo». «Profundizar en sus obras es una tarea que tienen que hacer jóvenes musicólogos en archivos», indica la integrante del Florián de Ocampo que recuerda que el Instituto de Estudios Zamora con anterioridad ha becado trabajos sobre maestros de capilla de la Catedral de Zamora.
La figura de Eugenio Gómez Carrión «es muy poco conocida», lamenta la experta, pese a que en el año 1987 la entonces Caja Zamora publicó una serie de discos sobre músicos de la Catedral, entre ellos uno centrado en este músico de Alcañices en donde aparece una reseña sobre su figura a cargo de Antonio Gallego, un análisis musical de Miguel Manzano y varias piezas interpretadas por Antonio Baciero.
Concepción Rodríguez imparte hoy una charla titulada «La música en la Catedral de Zamora. Eugenio Gómez Carrión, organista en el siglo XIX» en la Biblioteca Pública del Estado a partir de las 20.15 horas gracias a la colaboración entre el IEZ Florián de Ocampo y la Asociación de Amigos de la Catedral. «En estos tiempos tenemos que unir fuerzas para dar a conocer la cultura».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags