09 de septiembre de 2012
09.09.2012
Catedrático Emérito de Sociología
Amando De Miguel Rodríguez

«No vivimos una crisis, esto es un cambio de era en apenas unas décadas»

«La responsabilidad de la situación actual es individual, pero la gente culpa a políticos y banqueros porque son un colectivo muy identificable»

09.09.2012 | 22:11
«No vivimos una crisis, esto es un cambio de era en apenas unas décadas»

El zamorano Amando de Miguel Rodríguez, nacido en Pereruela de Sayago, está considerado como el primer sociólogo español. Como defensor de la derecha liberal, se muestra partidario de que la responsabilidad de la crisis es individual, aunque el descenso de la productividad y el mal uso que se ha dado en ocasiones al dinero público han tenido, para él, mucho que ver.
„Su trayectoria profesional le ha permitido vivir y analizar muchas crisis económicas, entre ellas la actual. ¿Qué tiene esta recesión que la distinga del resto?
„Esta es la crisis más gorda que hemos vivido. Se dice pronto, pero es así. Durante el siglo XX también se pasaron algunas malas situaciones económicas, pero de todas se salió más o menos bien y con un nivel de vida similar. Esto es algo que ahora no va a pasar.
„¿Es algo más que una «simple» crisis económica?
„Es un cambio de época, un cambio de era. Se están cambiando muchas cosas, tanto de la vida pública como de la vida privada de cada uno. También las mentalidades de la gente. Creo que es un cambio similar al que sufrió Europa al pasar de la Edad Media al Renacimiento, sólo que entonces hizo falta un siglo y ahora lo vamos a vivir en apenas dos o tres décadas. Estamos experimentando un cambio de coordenadas, de mentalidad y de sensibilidad.
„Pero, ¿saldremos de esta?
„Salir de la crisis seguro que saldremos, pero esa es la parte cíclica que conlleva la economía. Sin embargo, las tasas de crecimiento que hemos llegado a experimentar no se van a volver a dar jamás. Ya nunca creceremos al 5, 6 ó 7% como ha pasado en los últimos años. Socialmente esta crisis está marcando a la gente de una manera muy brusca.
„¿Por qué hemos llegado a esta situación?
„La causa principal es un grave descenso de la productividad que se ha dado. En otras épocas hubo inventos que revolucionaron la productividad. Un ejemplo es el ferrocarril, que permitió cosas hasta entonces inimaginables. En invento de nuestra época ha sido la informática, que apenas ha aumento la productividad. Para lo único que ha servido es para tenernos más controlados y burocratizar la vida aun más. Además, la mayor parte de la informática se emplea para el entretenimiento, como Facebook o Twitter. Y la mayoría lo usamos en horas de oficina, no hay por qué engañarse, disminuyendo así la productividad de los trabajadores.
„¿Hay culpables?
„No, eso es un error de planteamiento de la situación. La culpa es individual. La gente dice que la culpa la tiene la codicia, y cosas por el estilo. Pero la codicia, por ejemplo, es un mal universal que siempre se ha dado, en todas las épocas. ¿Por qué va a haber ahora más codicia que en años de bonanza? No tiene sentido.
„Entonces, ¿por qué la gente culpa a ciertos colectivos como los banqueros o los políticos?
„Porque son un colectivo muy fácilmente identificable sobre el que hacer recaer la culpa de esta situación. Echar la culpa sobre alguien es lo más humano que hay. Cuando nos pasa algo malo siempre buscamos a alguien a quien hacer responsable. Ni políticos ni banqueros tienen la culpa.
„¿Quiere decir que los políticos no han tenido mucha culpa a la hora de llegar a esta situación?
„No, pero su importancia no ha sido grande. La gente suele tener la creencia de que la política puede desarrollar una sociedad o crear empleo, y eso es falso. Lo único que deben hacer los políticos es administrar bien el dinero público, gastarlo mejor y hacer que sea productivo, eliminar obstáculos. No crear puestos de trabajo.

„Zapatero ha sido señalado como uno de los causantes de la crisis. ¿Qué opina de su mandato?
„Para España, Zapatero fue lo peor de lo peor. Puede que sea el peor gobernante de la historia de España. Un incompetente, tenía todos los males de un gobernante. Dio lugar a la corrupción, transigió con los terroristas... todo lo hizo mal.
„¿Y Rajoy lo está haciendo mejor?
„Rajoy ha hecho una cosa mala, que es subir los impuestos, pero puede que no haya más remedio porque la deuda es tan inmensa que no sabemos como pagarla. Lo cierto es que lo que están ahora parecen más preparados que los anteriores. El político bueno es el que tiene una profesión y sabe administrar bien el dinero, no el político profesional.
„¿Cómo definiría a la clase política española?
„Bastante mediocre. Pero es que las personas más brillantes no tienen que dedicarse a la política. El trabajo político no es para los genios. Las personas más capaces tienen que ser empresarios, por ejemplo, algo más productivo. Los políticos sólo se encargan de manejar el dinero público. No hacen falta genios para eso, sirve con ser honrado.
„¿Hay un excesivo gasto público en España?
„La mitad de lo que producimos los españoles se lo gasta el dinero público. Creo que bastaría con que lo gastaran un poco mejor para que la situación no fuera tan mala. Ahora en España hay tres veces más funcionarios que hace 20 años para prácticamente las mismas funciones. Por ejemplo, el INEM, lo suprimiría. Ahí se emplean miles de funcionarios que no producen prácticamente nada. No se sabe si están para administrar los subsidios, para darnos la estadística de parados... No se necesita tanta gente ahí, por poner un ejemplo. Estamos acostumbrados a necesitar a mucha gente para producir poco.
„¿No podemos sacar nada bueno de esta crisis?
„Hay una cosa buena, y es que nos hemos acostumbrado a vivir con austeridad, que es como siempre ha vivido la gente. Nos hemos acostumbrado a una serie de comodidades que quizás ahora no podamos tener.
„Lo cierto es que la situación española es peor que la de otros países. ¿Es por culpa de los españoles?
„No creo que sea culpa del carácter de los españoles porque teníamos el mismo carácter en los años buenos de la economía. Pero lo cierto es que la ética del esfuerzo ha bajado hasta extremos vergonzosos. Ahora no se puede decir a un estudiante universitario que estudie en fin de semana, como mi generación lo hizo.
„¿Y por qué ha pasado esto?
„No tengo una explicación. Lo cierto es que en los años 40 y 50, que fueron horribles, la gente trabajaba más. Mi padre tenía tres trabajos: de mañana, tarde y noche. Eso ahora es impensable. De aquellos años nació otra generación que ha tenido una ética del esfuerzo mayor de la que hay ahora. Puede que en los años de crisis se potencie esa ética.
„Cambiando de tema. Ahora existen ciertos movimientos, como el 15-M, que quieren mejorar el país de una forma poco usual. ¿Qué opinión tiene sobre ello?
„Eso son bobadas, no tienen ninguna importancia. Lo que pasa es que la gente cree que es un hecho insólito y gracioso. Yo he ido a la Puerta del Sol a ver que era aquello y no era nada. A lo largo de la historia ha habido movimientos parecidos que no han llegado a ningún sitio. Es lo menos original que puede haber.
„¿Y la «Marcha Obrera» de Sánchez Gordillo?
„Más de lo mismo. La historia ya ha hecho experimentos sobre este tema, algunos tan terribles como lo que ocurrió con la Unión Soviética. Siempre han sido un fracaso, y el ejemplo más reciente es Cuba. Lo que pasa es que la gente ve original que un alcalde proponga que todos ganen lo mismo, que prácticamente regale los alquileres de pisos... Eso funciona provisionalmente, pero está destinado al fracaso y no tiene ninguna transcendencia. La sociedad no va por ahí. Además, eso es una caricatura de comunismo. Y tampoco es que sean muy proletarios, porque viven de subvenciones.
„¿Cree que movimientos así pueden llegar a Zamora y tener cierta influencia entre la población?
„No, porque como digo, la sociedad no va por ahí. Son movimientos autoritarios, por otra parte. Proclaman la democracia directa, pero eso es la negación misma de la democracia. La democracia directa ha fracasado siempre. Ordenar a la sociedad de la forma que proponen sería descender la productividad hasta límites cubanos.
„¿Y por qué parece que el típico ciudadano de clase media se siente atraído por estos movimientos?
„Para intentar buscar una salida a la situación, pero ahí no está. Aunque lo cierto es que la verdadera crisis la están viviendo aquellas personas que antes tenían ingresos y un nivel de vida aceptable y que ahora se ven casi sin nada. Además de los jóvenes.
„¿Y cómo ve usted a la juventud de hoy en día?
„Desasistida. Perdida, porque ha acumulado un buen nivel de estudios, han visto más mundo... Además, las perspectivas laborales son muy malas, aunque yo creo que mejorarán. Lo cierto es que los jóvenes de ahora son una generación que va a vivir peor que sus padres, y que a lo mejor no pueden tener en bastantes años un coche o una casa en propiedad. Además, el sufrimiento en personas que han estudiado y han hecho todo lo que, en teoría, tenían que hacer, es atroz. Una persona formada sin trabajo sufre, por lo general, más que los que no tienen estudios.
„Ha hablado de nivel de estudios, no de formación. ¿Cree que el sistema educativo es uno de los grandes males de la juventud actual?
„Sin ninguna duda. Es una generación que ha estudiado más, pero no tiene mejor formación porque la calidad de la educación ha descendido muchísimo. El sistema educativo es miserable. Igual que en el sistema sanitario estamos a la cabeza del mundo, en el educativo estamos más bien atrás.
„¿Y qué tendrían que hacer los jóvenes para prosperar en la vida?
„La salida más lógica es emigrar, pero salen poquísimos jóvenes del país, y tendrían que salir muchos más. Además, la emigración es un fenómeno curioso porque sale ganando todo el mundo, como en pocas cosas en la vida. Gana el que emigra, porque encuentra trabajo. Gana el lugar que lo recibe y también el que lo ve salir.
„¿Y por qué no sale más gente del país?
„Es otro fenómenos curioso. Los movimientos de personas que se dieron en la primera mitad del siglo XX ya no se van a volver a dar, y eso que las comunicaciones ahora son mucho mejores que hace años. Mi familia y yo tuvimos que salir de Pereruela de Sayago a San Sebastián cuando yo tenía seis años. Entonces tuvimos que salir en carro, luego un tren, luego otro tren... Ahora los viajes son baratísimos y sin embargo las migraciones masivas se han acabado. Antes salían anualmente de España 200.000 personas al año, eso ahora ha acabado. la gente viaja, pero lo hace para volver.
„¿Por ocio?
„Sí. El ocio es una parte central de nuestra vida, es lo que distingue a nuestra generación de las anteriores. Antes el ocio era para un reducido grupo de personas y ahora es para todo el mundo. Igual sucede con la juventud. Una minoría se interesa más por la problemática social pero la mayoría mira más a la diversión, que cobra mucha importancia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.