La falta de la rúbrica del Plan de Seguridad y Salud para el cerramiento del matadero retrasa la continuidad de la obra, que requiere este trámite administrativo para ejecutar los trabajos en el futuro Centro de Adultos y biblioteca municipal, ubicados en la avenida de Galicia.

Aunque las previsiones municipales pasaban por iniciar hace dos semanas los trabajos, según las indicaciones del concejal de Obras, Manuel Hernández, la falta de esta tramitación alarga aún más unos trabajos adjudicados en octubre del pasado año. El portavoz del equipo de Gobierno, Francisco Javier González, plantea que «las obras no deberían de tardar mucho porque la empresa está deseando empezar de inmediato». Una vez que se ejecute este cerramiento, «el resto de tareas irán detrás hasta completar el proyecto».

La subida del IVA anunciada por el Gobierno central a partir del próximo mes de septiembre repercutirá en un encarecimiento de las obras pendientes del antiguo matadero municipal que, según los cálculos del equipo de Gobierno, se traducen en alrededor de 6.000 euros a mayores de los 100.000 euros que costará el cerramiento exterior y los otros 100.000 del resto de la obra.

La rescisión del contrato con Cadarso XXI por las obras de rehabilitación del antiguo matadero municipal se produjo el pasado mes de junio para desbloquear el proyecto del nuevo Centro de Adultos, cuyas obras estaban previsto retomar después de las Ferias y Fiestas de San Pedro una vez que la Junta e Gobierno Local resolviera el contrato con la firma madrileña «por causas imputables al contratista».

Precisamente hace tres días los socialistas en el Ayuntamiento de Zamora urgían al equipo de Gobierno la aplicación de «todos los mecanismos que fueran necesarios» para garantizar la conclusión «urgente» del eterno proyecto de rehabilitación del antiguo matadero para su conversión en Centro de Adultos y biblioteca municipal, con años de retraso. El grupo exige al concejal del área, Manuel Hernández, explicaciones «sobre sus incumplimientos en torno a los últimos anuncios de reanudación de los trabajos».

La misma paralización experimenta desde hace años la reparación de las deficiencias en la plaza del Seminario de la capital, que el Ayuntamiento ejecutará de manera subsidiaria con cargo a la fianza de la empresa Cadarso XXI -la misma adjudicataria que el antiguo matadero- ante la negativa de la empresa madrileña a asumir los desperfectos. «Estamos en este momento en la parte administrativa de ejecución de la fianza», aclara Francisco Javier González.