17 de junio de 2012
17.06.2012

El museo que perdió Zamora

La Ley del Tesoro Artístico Nacional de 1933 frenó la libre circulación de arte que había arrebatado hasta la fecha piezas de notable valor al patrimonio local

17.06.2012 | 15:55
El tapiz de la tienda de aquiles.La serie sobre Aquiles quedó incompleta en los años veinte, cuando un tercio del tapiz fue vendido por mil pesetas, tal y como recuerda Mateos.

Hay otro museo al margen del Etnográfico, el de Bellas Artes o el Catedralicio. No tiene puertas de acceso, ni taquillas ni personal que lo atienda. Sus piezas no están ordenadas en vitrinas, algunas de ellas ni siquiera tienen su correspondiente ficha descriptiva. Es el gran museo de obras trasladadas, expoliadas o malvendidas de Zamora, cuando el tránsito de piezas de enorme valía era tan frecuente como aceptado por la sociedad. «Unos nobles con necesidades podían vender una techumbre mudéjar, un escudo nobiliario o cualquier pintura o escultura», relata el conservador del Etnográfico José Luis Hernando para describir las primeras décadas de la pasada centuria, años en que las señas de identidad formaban parte de un mercadeo asumido. El redescubrimiento de un claustro de estilo románico en una finca privada de Palamós ha puesto el foco sobre aquellas prácticas.
Una actividad que se vio frenada, en parte, con la promulgación de la Ley del Tesoro Artístico de 1933. El documento no impidió, sin embargo, el ir y venir de las célebres tablas hispano-flamencas de Arcenillas, el extravío del Bote de Zamora —la joya de Las Edades del Hombre en 2001— o la venta de parte del patrimonio de tapices de la Catedral de Zamora, con algunos de los mejores ejemplos del mundo. Claro que, junto a estas piezas que ya son clásicas en el imaginario colectivo por su relevancia, hay otras más desconocidas que figuran en museos, archivos y colecciones particulares y que forman esa otra gran colección dispersa dentro y fuera del país.
Algunas de esas piezas ignotas figuran en el Museo de Escultura Federico Marés de Barcelona, una vasta colección donde se puede rastrear la presencia de varios crucifijos y calvarios, además de una pintura, la mayoría procedentes del patrimonio toresano. Para el historiador Miguel Ángel Mateos, experto en esta materia, «no es toda la verdad» que la pérdida de obras de arte religioso se deba solo a las desamortizaciones de Mendizábal y Godoy en el siglo XIX, sino que la propia Iglesia «en momentos de necesidad vendió su patrimonio pidiendo o no permiso a las autoridades».
Quizá parte de esto es lo que ocurrió con la colección de tapices de la Catedral de Zamora, que podría ser más amplia, pero también más pequeña. Cuenta Mateos cómo en los años de la República, el político Santiago Alba «frenó» el traspaso de la serie de textiles dedicados a Aníbal. Antes, en los años veinte, fue «malvendido por mil pesetas» un tercio de los tapices que ilustran la tienda de Aquiles. Ya en los cincuenta, los paños góticos que describen el paso del Mar Rojo fueron vendidos al Ayuntamiento de Madrid por 900.000 pesetas «no sin alguna oposición interna».
En la protección de los bienes fue crucial la redacción de los catálogos monumentales del país que inició el historiador Manuel Gómez Moreno, precisamente en Zamora. En aquellos años, década de los treinta, la Catedral perdió su preciado Bote de estilo califal que hoy causa admiración en el Museo Arqueológico Nacional, donde también figuran un cinturón tardorromano y una arqueta persa.
Más impactante aún resulta la afirmación del profesor Mateos sobre el «trueque» que malogró la llegada al instituto Claudio Moyano y a la Diócesis de Zamora de dos de los maestros de la pintura flamenca, los belgas Jan van Eyck y Roger van der Weyden. Mateos sostiene que un «calvario» y un «descendimiento» de estos autores figuran en el Museo del Prado, en una de cuyas salas figura el imponente «El Descendimiento», quizá su obra cumbre.


Mientras, el Archivo Histórico Nacional es depositario del Beato de Tábara, el códice del siglo X que fue parcialmente elaborado en el monasterio de la localidad zamorana y que poseyó más de un centenar de miniaturas de las que solo conserva unas pocas. El texto fue motivo de la exposición «Scriptorium» hace ya una década en la iglesia de Tábara.
Caso distinto fue el de las famosas tablas de Arcenillas, confeccionadas por el pintor Fernando Gallego para la Catedral de Zamora, que las trasladó en el siglo XVIII a la iglesia de esta localidad. El templo solo conserva hoy una decena de las 35 piezas que han sufrido un continuado expolio, con el capítulo más reciente en el ecuador de los noventa, cuando fueron sustraídas otras cuatro pinturas. Cabe pensar que la veintena de pinturas perdidas se encuentran por todo el planeta, aunque algunas fueron recuperadas. En 1925, las escenas «Noli me tangere» y «Pentecostés» regresaron gracias a la labora de una familia zamorana, mientras que un investigador ha localizado la escena «Adoración de los magos» en el Museo de Bellas Artes de Oviedo.
La última sala de ese museo imaginario estaría dedicada al desaparecido monasterio de Valparaíso. Según el Miguel Ángel Mateos, la Real Academia de las Artes de San Fernando conserva un grabado de Simón Vouet, un «tintoretto» del siglo XVI titulado «Figura del Señor» y una obra «en sepia» que retrata la «Muerte de santa Demetria», que pudo surgir de la escuela de Rafael.
En esa última estancia habría un hueco para el conocido relieve que dejó la iglesia románica de San Leonardo rumbo al Museo de los Claustros de Nueva York, donde figuran importantes piezas de varios monasterios españoles. Un león y una Epifanía completan la iconografía de una obra de grandes dimensiones que hoy descansa al otro lado del Atlántico.
«No estaría mal que hubiera becas dirigidas al estudio de los libros de fábrica de nuestras iglesias», reclama Mateos, quien apunta que «sería muy interesante realizar un inventario de bienes del siglo XVIII, «así sabríamos qué tenemos y qué nos falta». De existir, esas nuevas piezas perdidas formarían parte de ese museo sin fronteras, la colección que perdió Zamora.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.