03 de mayo de 2012
03.05.2012

«De mayor, quiero ser barandales»

Decenas de niños de diversas parroquias descubren emocionados la Pasión en una visita al Museo organizada por el grupo joven del Santo Entierro

03.03.2012 | 01:48

Los recuerdos más entrañables de la Semana Santa se guardan en el baúl de la niñez. En la tarde de ayer, los pequeños que asistieron emocionados al Museo de la Pasión fabricaron algunos de esos recuerdos: el peso de las campanas del barandales, el rostro del Jesús de La Caída modelado por Ramón Álvarez, las túnicas de estameña y terciopelo o el reflejo dorado del grupo Redención. Con la visita guiada por las instalaciones de la Junta pro Semana Santa, el grupo joven de la Real Cofradía del Santo Entierro se estrenó para dar vida a «otra obra social» que no siempre ha de estar ligada a «dar donativos».

En presencia del responsable de la Junta de Cofradías, José Francisco González Poza, del presidente del Santo Entierro, Luis Boizas, y del director de marketing de Caja Rural, Narciso Prieto, el colectivo de jóvenes se dio a conocer a los niños de diversas parroquias de la ciudad que estrenaron la iniciativa. «Vamos a impulsar actividades sociales y solidarias para dar a conocer la Pasión de Cristo a los más pequeños», apuntó ante los pequeños Marta Hernández, responsable del grupo, formado por una docena de zamoranos.

Bajo el título «Pasos en la fe», los niños se animaron a ensayar el toque de las esquilas para abrir una procesión imaginaria a la que pronto acudieron los compañeros de parroquia. «Ésta es la cantera», les animó el presidente de la Junta, González Poza, quien acompañó a los pequeños por los pasillos de la exposición, que al fin vuelve a lucir el patrimonio escultórico e imaginero de las cofradías tras el cierre de un mes motivado por la necesidad de ahorro.

Directivos y hermanos de la cofradía se erigieron en improvisados guías del Museo para explicar la escena de la conversión del centurión, la identidad de los personajes evangélicos más desconocidos de los diferentes grupos o los colores que narran la Pasión en las calles de Zamora. Son los primeros niños de los 250 que el Santo Entierro espera para esta actividad en la que se han involucrado la mitad de las parroquias. Junto a la iniciativa, la cofradía promoverá otras actividades, como la venta benéfica de aceitadas junto al colegio Amor de Dios y Cáritas Diocesana, que se llevará a cabo el próximo día 17 de marzo. La edición del cartel anunciador del Traslado de Cristo Muerto desde la Catedral, que tendrá lugar ese mismo día está también incluida. De esta forma, el grupo joven actuará como «altavoz» de los hermanos de menor edad, al tiempo que invitan a toda la sociedad zamorana a forma parte de sus actividades, abiertas a todos los ciudadanos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine