29 de marzo de 2012
29.03.2012
La Opinión de Zamora
Cantante que inicia su gira nacional mañana
Raphael

«Superar el tiempo y formar parte de la vida de la gente ha sido algo fantástico»

«Las canciones de amor y desamor son las composiciones que forman parte de la historia de la música»

29.03.2012 | 22:17
«Superar el tiempo y formar parte de la vida de la gente ha sido algo fantástico»

El cantante Raphael inicia mañana su gira nacional con un concierto en el pabellón Ángel Nieto.
—Mañana comienza en Zamora la gira por España de «Lo mejor de mi vida», tras realizar más de 17 actuaciones en México donde ha cosechado un gran éxito de crítica y público.
—Ha sido impresionante la opinión de la crítica y la respuesta del público. Ha sido una gira muy intensa para el poco tiempo que ha durado. Ahora comenzamos los conciertos por España, pero las actuaciones durarán otros seis meses e iré a Rusia y Estados Unidos, entre otros lugares.
—En estos conciertos canta acompañado únicamente de piano. ¿Qué plus aporta este formato?
—Me gusta cada ciertos años llevar a cabo una gira a piano porque me siento más libre, puesto que entro y salgo del escenario cuando quiero y porque el instrumento es el que se amolda a mí. Además improviso mucho y, por mi experiencia, el público disfruta más que con un concierto estructurado desde el principio. Es un tipo de actuación que tiene mucho más mérito, pero hay canciones que lucen más con una banda pero el piano es la verdad de las cosas. Este formato es el cantante al desnudo, pero al ser con un piano puedo moverme por el escenario con gran libertad. Ofreceré dos horas largas de concierto, aunque el público no siempre me deja que acabe (risas). Lo paso muy bien sobre el escenario y si luego, tras el concierto, estoy cansado todo se cura con un descanso mínimo de seis horas.
—Está dando a conocer nuevos temas escritos para usted por Manuel Alejandro.
—Efectivamente en esta gira ya estoy cantando temas de un nuevo disco titulado «Reencuentro». Estas canciones han tenido una excelente acogida en México y espero que tengan la misma en España. El trabajo ayer se estrenó en la radio y empieza a salir en iTunes el 3 de abril, mientras que a la venta convencional estará a partir del 24 de abril. Además, el 21 y 22 de mayo lo cantaré al completo en el Teatro de la Zarzuela y lo que más guste al público se quedará en mi repertorio. Tengo que incluir temas nuevos, pero no puedo excluir las canciones de antes que el público me pide. Son aquellas composiciones que yo cariñosamente llamo las joyas de la corona y que son «Yo soy aquel», «Desde aquel día», «Cuando tú no estás», «Escándalo», «Como yo te amo», «En carne viva» o «Hablemos del amor». Hay piezas que no puedo dejar de cantar y la gente no quiere de deje de hacerlo.
—Tales canciones son de Manuel Alejandro. ¿Qué supone este autor en su carrera?
—Manolo y yo somos la mancuerna perfecta en la música. Él escribe a mi medida y lo canto como a él le gusta. Empezamos juntos en el ámbito musical y él para mí es un seguro, dado que todo lo que me hace se convierte en un gran éxito. Hemos estado un tiempo sin trabajar juntos, dado que nos gusta en la vida mirar en el patio cercano. Él ha trabajado con grandes artistas y yo con otros excelentes compositores como José Luis Perales, que me escribió temas maravillosos, o Willy Chirino que me hizo «Escándalo». Cada uno por nuestro lado hemos funcionado muy bien y el año pasado en una de las muchas ocasiones que nos reunimos para comer, decidimos que íbamos a hacer una trilogía, que íbamos a publicar tres discos nuevos. Nos apetecía volver a trabajar juntos al margen de la cuestión del comercio. Queremos colaborar porque nos encontramos muy bien y disfrutamos, lo que se traslada posteriormente al público. Cada uno de los trabajos se realizará cada año y medio aproximadamente.
—¿«Reencuentro» agrupa canciones desgarradoras cargadas de sentimiento?
—Sí, van en la línea de Manolo Alejandro. Se trata de canciones de amor y de desamor tremendas. Manolo es un maestro escribiéndolas y a mí se me da bastante bien cantarlas. Dentro de ese disco hay una canción muy novedosa titulada «Sexo sentido», con un ritmo muy actual pero al mismo tiempo muy ajustado a la esencia de lo que solemos hacer.
—¿Son necesarias este tipo de composiciones?
—Desde luego porque son las canciones buenas y las que gustan a todos los públicos. Estas piezas verdaderamente forman parte de la historia de la música.
—A mediados de abril saca un nuevo trabajo discográfico. Serrat y Sabina han colabora en un álbum, «La orquesta del Titanic». Nombres propios de la música española que tienen un gran tirón entre el público de distintas edades. ¿De qué pasta están hechos?
—Creo que todo se debe a que tenemos una autenticidad muy grande. Estos dos pájaros (risas) fantásticos e impresionantes y este tercer pájaro que habla tenemos en común la autenticidad que nos ha llevado a traspasar el tiempo. Yo, al menos, siento que formo parte de las casas. Por «h» o por «b» me he cruzado en la vida de todas familias dos o tres veces en sus vidas, lo que para mí es importante. Superar el tiempo ha sido algo fantástico.
—¿Añora esa autenticidad en los valores nuevos?
—No lo sé, eso lo tiene que decir el público. Es muy difícil imponer un estilo. Quizá hoy las casas discográficas no les dejan aguantar tiempo con el estilo que ellos quieren. No deben clonarse en otros porque les haya ido bien. Cada uno es como es y debe luchar por su forma de ser y cantar. Los chicos y chicas que empiezan deben de desarrollar su voz y hasta su forma de vestirse. A veces también falta el espíritu de lucha para hacer las cosas como uno las siente. Cuando yo tenía 18 años desde mi discográfica me proponían que hiciera ciertas cosas y, sin embargo, yo iba a lo mío. Al final la razón la he tenido yo.
—Usted defiende que el artista nace artista. ¿Qué opina de los concursos que buscan nuevos talento?
—El artista nace y muere artista, es algo que se lleva en los genes. Creo que el estilo se lleva y tienes que procurar hacer lo que sientes para poder mostrarle al público lo que tú haces. En cuanto a los programas que buscan nuevos valores creo que son importantes porque tienen que darse a conocer las figuras emergentes, pero, en mi opinión personal, la demasía de estos programas hace que todos sean iguales. Creo que lo mejor es apostar por un gran programa que responda a ese formato, donde se pueda asomar el público y que no canse al espectador. Cuando yo empecé lo que existían eran los programas de radio y los festivales, como el de Benidorm, que han desaparecido del panorama musical actual. Hay que aprovechar las nuevas técnicas y la gente tiene ahora muchos medios a su alcance que en mis tiempos no existían. En mis comienzos tuve que ir de pueblo en pueblo cantando en persona lo que hace que entres en el corazón de la gente y no salgas.
—Habla de nuevas posibilidades y una de ellas es la red. En algunas webs ya se pueden conocer las canciones de su nuevo disco debido a que seguidores le han grabado en conciertos y lo han colgado.
—Es algo que conlleva la época en la que vivimos y como tal hay que tomarlo, pero la calidad del sonido no es buena porque lo graban con móviles. En ningún caso denunciaré esa práctica porque demuestra un interés y un cariño por el artista al que graban y al que han ido a ver en directo.
—Lleva la friolera de 51 años sobre el escenario y en numerosas ocasiones ha dicho que el 1 de abril de 2003, cuando recibió el trasplante, le cambio la vida. ¿Ha pensado en una retirada?
—Estoy a puntito de cumplir los nueve años, en breve ya soy mayor y tengo que echarme novia. (Risas). Cuando necesito tener unas vacaciones o cambiar de aires, lo hago. No pienso en la retirada, es una palabra que no concibo. A raíz del trasplante tengo más ganas de trabajar. Además estoy como nunca he estado. Creo que tengo la energía de un hombre de unos 30 años, pero que cuenta con un saber estar y un conocimiento de una persona de más edad. Las fuerzas no me las han quitado el tiempo, sino que me las han dado.
—¿Vive su mejor momento?
—Sí, indudablemente sí. Es un sí rotundo, ya que nunca he tenido este humor, ni esta voz, ni esta vitalidad. Tengo ganas de hacer cosas y estrenar proyectos. No quiero aburrirme.
—Usted actúa el Viernes de Dolores y el concierto coincide con la procesión del Espíritu Santo, donde un coro masculino entona «Christus factus est» en el atrio de la Catedral. ¿Le gustaría conocerlo y participar?
—No sé si será compatible por la hora. (Risas). Si no acabo muy cansado me gustaría conocerlo, aunque no prometo nada. ¡A ver qué se puede hacer porque Zamora es una tierra con gran tradición semanasantera!

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.