11 de marzo de 2012
11.03.2012

La crisis reduce la rentabilidad hotelera de Zamora casi una cuarta parte, el 23%

Los ingresos por habitación disponible no llegan a los 24 euros, y la capital ocupa el tercer puesto por la cola en empleo turístico del país

11.03.2012 | 20:42

La crisis económica ha castigado de firme al turismo de la capital, como ha ocurrido en general con los destinos de interior, los que más han sufrido, frente a un mejor comportamiento de los de sol y playa. El informe 2011 del Barómetro de la Rentabilidad y Empleo de los Destinos Turísticos Españoles que edita Exceltur indica que la rentabilidad por habitación hotelera ha caído en Zamora una cuarta parte, concretamente el 23,1% desde 2008. El denominado ADR (siglas en inglés de la tarifa media diaria) estaba en 61,1 euros por habitación en Zamora en 2008, lo que unido a una ocupación del 50,8% daba unos ingresos por habitación disponible de 31,1 euros. Pues bien, en 2011 la tarifa media diaria había descendido a 57,6 euros, la ocupación había bajado casi diez puntos, hasta el 41,5% y los ingresos por habitación se quedaron en tan solo 23,9 euros. El promedio de los destinos urbanos está en 48,9 euros por habitación disponible.
Es cierto que sólo Santander, Tarragona, Huelva y San Sebastián mejoran el rendimiento por habitación, pero Zamora está entre las diez provincias del país con mayor caída. El ranking negativo lo encabezan Huesca, Albacete y Zaragoza, con un descenso en el último caso del 62,1%.
El informe del barómetro indica que «los destinos de interior y del norte son los que más han sufrido, identificándose un conjunto de ciudades que obtienen niveles de ingresos por habitación extremadamente bajos (no superan los 30 euros) y que en estos últimos tres años han descendido de manera muy intensa (por encima del 15%). Es el caso de Zaragoza, por su comparación con la celebración de la EXPO en 2008, Albacete, Huesca, Murcia, Ciudad Real, Castellón, Soria, Ávila, La Coruña, Zamora, Cáceres, Cuenca, Palencia, Burgos, Gerona, Lérida, Lugo y Elche». Este tipo de destinos están fuertemente condicionados por la demanda interna, de tal forma que la crisis de las familias les afecta especialmente, mientras que en el caso de los destinos vacacionales, se produjo un tirón «coyuntural y atípico de la demanda extranjera», principalmente a las islas.
Escapadas urbanas
La crisis, asimismo, ha hecho que las familias renuncien sobre todo a las escapadas urbanas, que beneficiaban en turismo de interior, mientras que se resisten en mayor medida a quedarse sin las vacaciones en los momentos tradicionales del año (sobre todo el verano).
El análisis sobre el comportamiento turístico de la ciudades españolas proporciona algunas claves para entender lo ocurrido también en Zamora. El Barómetro dice textualmente que «las ciudades españolas, han registrado en general resultados globales negativos desde el estallido de la crisis, viéndose muy afectadas por los incrementos de capacidad en su oferta de alojamientos. En muchos de ellos, el esfuerzo de atracción de demanda y puesta en valor de sus recursos turísticos no ha sido suficiente para mantener la demanda y en las ciudades donde ésta se ha incrementado, el aumento ha sido insuficiente para compensar la elevada apertura de nuevas plazas de alojamientos. Así, en términos generales en aquellas ciudades donde apenas se ha incrementado la oferta hotelera o ésta ha descendido, los niveles de ingresos han aguantado mejor el escenario de debilidad de la demanda durante el período 2008-2011». Las grandes ciudades con un posicionamiento internacional (Barcelona, Madrid, Málaga o Sevilla, por ejemplo), han aguando algo mejor también la crisis del turismo, porque cuentan con una combinación de «variadas experiencias de ocio y su presencia en el ámbito de los negocios».
Dentro de Castilla y León, solamente León y Salamanca han tenido un comportamiento mejor que el resto de ciudades del país, aunque ambas han caído en ingresos por habitación, respectivamente, un 3,6% en la capital del Bernesga y un 10,4% en la del Tormes. Una de las asignaturas pendientes del turismo de la capital es su escasa capacidad para crear empleo. El empleo turístico total (calculado por el número de afiliados a la Seguridad Social en las ramas consideradas turísticas), era en 2011 de tan solo 606 personas, el tercero por la cola de toda España, ya que solamente supera a Teruel y Huesca. Salamanca, la provincia de la región mejor situada en el ranking nacional tiene 3.101 empleos en el sector. Sin embargo, Zamora no es de las provincias donde la crisis haya repercutido en mayor medida. Ha caído, el 1,4%, pero sólo ligeramente por encima de la media nacional (1,2%) y menos que otras 21 provincias, incluida Salamanca.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine