La plataforma contra la ampliación del Centro de Tratamiento de Residuos trasladará hoy «la quema y tala indiscriminada» de encinas a la Fiscalía de Zamora para que investigue la actuación llevada a cabo desde hace unos días por la empresa Construcciones y Obras Públicas Valbuena, adjudicataria de las obras de ampliación del depósito de residuos. Según la organización, «no existe autorización alguna para hacer una quema, ya que solo existen dos permisos en la zona y ninguno corresponde con el área de la que hablamos», defiende Alfonso Martínez tras hacer las oportunas comprobaciones en el Seprona de la Guardia Civil -donde ayer presentaron también denuncia- y en Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León.

Las organizaciones, vecinos y partidos involucrados en la plataforma se reunirán dentro de unos días en asamblea para decidir las próximas medidas judiciales y sociales que llevarán a cabo porque «vamos a llegar hasta el final y no pensamos tirar la toalla», adelanta Martínez sin obviar que «la última palabra aún no está dicha». Tanto es así que el colectivo pedirá amparo al Ministerio de Medio Ambiente del Gobierno central y recurrirá también a las altas instancias de Europa.

Mientras tanto, desde el grupo socialista también ejercen sus sistemas de presión para intentar paralizar la ampliación del CTR en la ubicación prevista. Si ayer evidenciaban «incumplimientos» en el proyecto de ampliación, hoy denuncian el caso ante el Seprona de la Guardia Civil y ante el propio delegado territorial de la Junta en Zamora, Alberto Castro. A este último le instan a realizar «las comprobaciones oportunas por si los hechos pueden ser constitutivos de infracción administrativa a tenor de la normativa de protección ambiental». Además, solicitan la actuación «inmediata» de la Administración central para, en su caso, «adoptar las medidas provisionales oportunas tendentes a la paralización de las obras y así evitar el peligro de un atentado medioambiental», plantea el procurador Manuel Fuentes.

La empresa adjudicataria trabaja durante estos días con dos máquinas, una retroexcavadora y otra pala, con las que «arrasan la Vaguada del arroyo de Las Gavias, poblada con 324 encinas y otras especies arbóreas», denuncia Fuentes ante el Seprona. El PSOE pide una investigación de los hechos para corroborar que «se está produciendo una roturación y tala indiscriminada de un importante número de encinas, muchas de ellas centenarias, así como saúcos y olmos», dice Manuel Fuentes en la denuncia.