25 de octubre de 2010
25.10.2010

El diablo anda suelto

Veintiún grupos de Zamora, León, Asturias, Galicia y Portugal recrean los antruejos en un espectacular y divertido desfile

25.10.2010 | 02:24

Diablos con caretas de cuero o cabezas de toro, personajes armados con pinzas extensibles, enmascarados que asustaban al público con gritos de miedo o traviesas figuras que echaban mano a las «partes» al menor descuido, todo ello amenizado por los sonidos estruendosos y rítmicos de tambores, gaitas, dulzainas, cencerros e incluso azadas golpeadas con un martillo. Los veintiún grupos participantes en el desfile de la Máscara Ibérica protagonizaron un estético y colorido desfile por las calles de Zamora, que atrajo mucho público, deseoso de ver una representación de unas manifestaciones culturales que hunden sus raíces en la historia y, por fortuna, se han mantenido hasta nuestros días.


Abría el desfile el Zangarrón de Sanzoles, arropado por los danzantes del baile del Niño y algunos vecinos más portadores de cencerros como los que lleva el protagonista principal. Detrás, venían todos los demás. La Filandorra, de Ferreras de Arriba, arropada por el diablo, la madama y el galán. La Vaca Antrueja, de Pereruela de Sayago , en la que dos personas dan vida al cornudo animal, acompañadas por el séquito de pastores. El Tafarrón, de Pozuelo de Tábara, disfrazado con su traje de paja y bien acompañado por la madama, o la Vaca Bayona, de Almeida de Sayago, en la que es un solo hombre el que da vida al animal, acompañado por el séquito de pastores.


Los Boteiros de Viana do Bolo (Galicia) llamaban la atención por el acompasado ritmo de sus enormes tambores de los músicos y las azadas usadas a modo de instrumentos de percusión, al golpe de martillo, además de los llamativos penachos de colores con careta de diablo travieso de los acompañantes. Los Caretos de Lagoa, de Mira (centro de Portugal) lucían también llamativos atuendos sobre su cabeza: una especie de capirotes que soportaban coloridos círculos con cintas y máscaras demoniacas con cuernos y sonidos de campanillas. «Brrrr», bramaban cuando se acercaban al público para asustarle.


Los caretos de Lazarim, de Lamego (Portugal) eran otro tipo de diablos con cuernos, trajes de paja y recios tambores de piel en el acompañamiento. Tras ellos, otro de los grandes, el Zangarrón de Montamarta, seguido del Pajarico y el Caballuco, de Villarino Tras la Sierra, con sus caretas de corteza con larga nariz, el caballero de rudimentaria montura o la pareja de vacas tirando del arado, encarnadas por otros dos participantes. No faltaban otros personajes, como el militar, el ciego, el cura o la mujer con el niño recién nacido hilando con el huso. Los Cencerrones de Abejera traían todos los personajes de la representación, el diablo de las tijeras extensibles, las madamas harapientas, la mujer o el mayoral con el látigo. Os Máscaros de Vila Boa de Vinhais (Norte de Portugal) usaban caretas de madera y trajes de tejido con flecos. Marchaban juntos O Velho de Vale de Purco y o Chocalehiro da Bemposta, de Mogadouro (Portugal), con sus trajes de saco y sus caretas con cuernos. Detrás venían los Sidros y la comedia de Valdesoto, de Asturias, cubiertos con máscaras de lana rematadas por colas de zorro, las Pantallas de Xinzo de Limia (Galicia), con elegantes caretas y diablillos traviesos que portaban vejigas infladas, acompañados por una gran banda de gaitas, los Guirrios y las madamas de Llamas de la Ribera (León), con sus llamativos sombreros de abanico que se abrían y cerraban al son del baile o su caballo con una calavera por cabeza, la Vaquilla de los Cencerros, de Palacios del Pan, con tela de saco, caretas de cuero y cencerros y una rudimentaria vaca de armazón. Cerraba desfile el carnaval de Villanueva de Valrojo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.