25 de septiembre de 2010
25.09.2010
Distinciones de la Fundación Científica Caja Rural

Todo queda en casa

l Agustín Remesal recibe «con orgullo» el premio a la Excelencia

l Por primera vez se entregan los galardones de Cultura y Agroambiental

25.09.2010 | 02:00
La alcaldesa entrega el galardón de Cultura a la sobrina de Ramón Abrantes.

B. Blanco


Los premios de la Fundación Científica Caja Rural volvieron a reunir, un año más, a personajes de la vida social, económica y política de Zamora, quienes, en el marco del recinto ferial de Ifeza, aplaudieron a los galardonados en las distintas categorías: Zamorano del Año, Excelencia, Valores Humanos, Cultura y Agroambiental, estos dos últimos como novedades de la presente edición.

El acto, presentado por el presidente de las Cortes de Castilla y León, José Manuel Fernández Santiago, comenzó con los discursos del presidente del patronato de la Fundación Científica Caja Rural, Manuel Ballesteros, y el director general de Caja Rural, Cipriano García, para continuar con la presentación de los galardonados a cargo del director de la fundación, José Miguel Diego, quien aseguró que todos los premiados «han sabido dar ejemplo con su ejemplaridad».

El gran protagonista de la noche, a su pesar, fue el empresario Manuel Vidal, presidente de la Cámara de Comercio de Zamora, quien recogía el premio de Zamorano del Año. Minutos antes de comenzar su discurso, reconocía la gran alegría que le había supuesto el enterarse de que era merecedor de este premio aunque, con modestia, aseguraba que «quizá yo sea el menos indicado para esta distinción, porque sé que hay muchos otros que lo merecen mucho más».

No es la primera vez que Vidal es reconocido en su propia tierra, ya que posee la distinción de Empresario del Año, otorgada por la CEOE-Cepyme y el Cecale de Oro, entre otros. Antes de recibir este, por el momento, último premio, el presidente de la Cámara de Comercio de Zamora quiso acordarse no sólo de todos sus compañeros de esta entidad y los trabajadores de sus empresas, sino, de forma especial, de su familia, «de mi mujer, de mis hijos y de mi madre. Son todos ellos quienes están ahí siempre, en los buenos y en los malos momentos. Y más ahora que nunca, en esta situación de crisis que vivimos, que ya no sólo afecta a los empresarios, sino a todos los ciudadanos», recordó.

Una de las razones dadas por el jurado de la Fundación Científica Caja Rural para otorgar el premio de Zamorano del Año a Manuel Vidal ha sido su buen hacer «a la hora de incorporar la innovación a su extensa labor e iniciativas empresariales e institucionales», en las que siempre ha estado presente su tierra. «Siempre me ha gustado estar involucrado con Zamora», reconocía, «incluso ahora, como miembro del comité ejecutivo del Consejo Superior de Cámaras de Comercio en Madrid. Siempre he intentado atraer empresas para la provincia, aunque no lo he logrado en todas las ocasiones», reconocía.


Pasa a la página siguiente

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags