Un total de veinte parques infantiles de la capital se someterán hasta el mes de diciembre a reformas integrales de los elementos de juego, los suelos y las vallas perimetrales. La última de las zonas infantiles en las que ha actuado el Ayuntamiento son los tres parques del barrio de las Viñas, en los que «se han sustituido las placas de caucho del suelo y se ha incrementado su espesor para garantizar una mayor resistencia y durabilidad, además se han pintado los elementos de juego, las vallas y el mobiliario urbano», explica la alcaldesa de la capital, Rosa Valdeón, en su visita al recién acondicionado parque infantil del barrio zamorano.

Una de las zonas de juego se ha recuperado por completo, mientras que en los otros dos, entre el que se encuentra el parque de integración para niños con problemas de movilidad, ha sufrido reparaciones de «puesta a punto». El lavado de cara también ha contemplado el acondicionamiento de bordillos y la sustitución de losetas en mal estado de los paseos perimetrales.

El parque de la plaza del Maestro Haedo será el siguiente en «pasar por el quirófano», gracias a los trabajos que realizarán los trabajadores del programa Ayuntamiento Emplea y que comenzarán hoy mismo. La zona «es una de las más castigadas, de puro uso, sobre todo el suelo», explicó la alcaldesa. El parque también mejorará su presencia y accesibilidad gracias a la retira de grafitis, la colocación de rejillas para evitar charcos y la mejora de las zonas ajardinadas de su entorno.

Las obras de mantenimiento de las zonas infantiles de juego de la capital se enmarcan dentro del «Ayuntamiento Emplea», que tiene como objetivo la puesta a punto de todos los barrios de la ciudad, «con especial incidencia en la reparación de las calles, las aceras, los bordillos y aquellas zonas de recreo y de ocio», indicó Rosa Valdeón, que destacó que «con esto vamos a conseguir no solo solucionar las necesidades de las personas mayores, sino también acceder a zonas de ocio», matizó la alcaldesa.

El programa Ayuntamiento Emplea da trabajo a 78 personas que hasta diciembre mejorarán espacios públicos degradados, programados en base a las peticiones realizadas por las asociaciones de vecinos. Un programa, que según la regidora, «ayuda a paliar la mala situación económica por la que estamos pasando», aseguró Valdeón.