Los padres con hijos participantes en el programa de "centros abiertos" que lleven a sus vástagos al colegio durante la última semana de junio y el mes de julio tendrán que abonar cuatro euros diarios por niño, según la propuesta anunciada por la Junta de Castilla y León y que el PSOE se ha apresurado en criticar por considerarla «antisocial». En estos momentos son tres los colegios de Zamora que disponen del programa de "centros abiertos", según fuentes de Educación: "La Hispanidad" y el "Juan XXIII" en la capital y "Las Eras" en Benavente.

Un decreto publicado el pasado día 15 en el Boletín Oficial de Castilla y León abría la posibilidad de establecer el copago para el programa de "centros abiertos", defendido por el secretario general de la consejería de Educación, Francisco Javier Serna, como una medida que permitirá incrementar en número de usuarios de los programas de conciliación de la vida laboral y familiar. El copago se establece de momento sólo para el programa de "centros abiertos" durante los meses de junio y julio, y seguirá siendo gratuito en otras fechas, como sábados en periodo lectivo, Semana Santa o puentes, así como para el "madrugadores" o el nuevo de "tardes en el cole" destinados asimismo para favorecer la conciliación de la vida laboral y familiar. El PSOE considera el cobro una privatización de los servicios públicos y estima que los cien euros por niño que podría tener que pagar una familia para utilizar este servicio o 200 en caso de que tenga dos hijos, puede ser un coste disuasorio. Serna dijo que sólo se llegará a los cien euros si una familia utiliza todos los días el programa de "centros abiertos" y destacó las deducciones del 50% para familias numerosas y la gratuidad a partir del cuarto hijo.