Ifeza se prepara ya para acoger una nueva feria, en este caso la IV edición de Alimenza, una muestra que durante tres días reunirá los productos más prestigiosos de ambos lados de la Raya. Organizada por la Diputación Provincial, la Feria Hispano-Portuguesa de Productos Agroalimentarios e Industria Auxiliar busca no sólo vender de forma directa a los consumidores, sino promocionar los alimentos y facilitar acuerdos comerciales, «de manera que los participantes puedan disfrutar de oportunidades reales de negocio mediante encuentros bilaterales con distribuidores del sector, que consideramos de vital importancia para la provincia y el ámbito de influencia de la muestra», especifica la organización en la página web de Alimenza.

Como en años anteriores, se prevé la participación de cerca de un centenar de expositores de los principales sectores productivos. Entre ellos cabe destacar los de aceite, bebidas, carne y derivados, harinas, lácteos (y sus derivados), legumbres y hortalizas, panadería y repostería, productos silvestres, tecnología alimentaria o aperitivos.

Entre los empresarios habrá profesionales no sólo de Zamora, sino también del resto de Castilla y León y del Norte de Portugal. Igualmente, se contará con la presencia de distribuidores agroalimentarios. La feria estará abierta al público de once y media de la mañana a tres y media de la tarde, y de cinco de la tarde a nueve y media de la noche.

Con respecto a los visitantes, durante el desarrollo de Alimenza se habilitará, como en otras ocasiones, una línea gratuita de transporte público para facilitar el acceso de los ciudadanos hasta el recinto. Del mismo modo, se pone a disposición de los interesados el aparcamiento gratuito, recién ampliado.

Para los profesionales del sector, la feria dispondrá de sala de reuniones, prensa y conferencias, zona de almacenaje, cocina y albergará reuniones comerciales.

A lo largo de los tres días de duración de la feria tendrán lugar actividades paralelas, como catas de diferentes productos, así como degustaciones elaboradas por cocineros de referencia de ambos países, que presentarán distintos platos con productos de calidad reconocida, y que los visitantes podrán degustar de forma gratuita.