Un Centro Regional del Autismo, otro sobre Eficiencia Energética e incluso un máster para la capacitación de expertos en el sector aeronáutico son algunos de los proyectos planteados como alternativas para desarrollar el campus Viriato que aún no han visto la luz.

Del Centro Regional de Trastornos del Espectro Autista y Discapacidades viene hablándose desde mayo de 2007 cuando Rosa Valdeón, entonces candidata a la alcaldía de la capital, presentó la propuesta de su creación como parte de su campaña, avalada por la Junta de Castilla y León y la Universidad de Salamanca. Ya convertida en alcaldesa y de la mano del rector José Ramón Alonso señaló que el proyecto debía de materializarse como «una unidad asistencial en la que se mezcle la parte de investigación y docencia de la Usal con la correspondiente asistencia sanitaria de Sacyl». El rector reconoció entonces que aunque los trámites son lentos se estaba avanzando en el desarrollo del centro y que «si las cosas se ralentizan demasiado no vamos a esperar para, en los espacios que tenemos disponibles, generar un grupo de trabajo en Zamora». Asimismo, Ricardo Canal Bedia, vicerrector de Docencia y Convergencia Europea además de ser de ser una de las voces más autorizadas en lo que al estudio del espectro autista se refiere, señaló en septiembre del año pasado que había la intención por parte de la Universidad de Salamanca de trasladar «en un futuro inmediato» al Campus de Zamora el programa de detección precoz del autismo que, en aquel entonces y aún a día de hoy, se lleva a cabo desde Salamanca y que atiende al año a unos 300 niños de toda España. Incluso, Ana Belén González Rogado, secretaria general de la Universidad de Salamanca llegó a señalar que los fondos para iniciar su construcción ya se habían incluido en los presupuestos de la Junta de Castilla y León y que únicamente bastaba una confirmación oficial que nunca llego a producirse.

Otro de los proyectos que no ha llegado a concretarse es el de un máster para la capacitación de expertos en el sector aeronáutico. La propuesta, que cuenta con el apoyo de la Escuela Politécnica de Zamora y que es avalada por un grupo de empresas francesas que demanda ingenieros especializados, fue presentada al rector de la Universidad de Salamanca en su última visita a la ciudad sin que hasta el momento se haya pronunciado sobre el tema.

El proyecto para la creación de un Centro Especial de Ahorro y Eficiencia Energética se dio a conocer durante la realización de la XXIV Cumbre Hispano-Portuguesa. Se trata de un centro que aprovechará la capacidad técnica de la Escuela Politécnica Superior de Zamora y que se integrará en la red transfronteriza de instalaciones de este tipo que pretende desarrollarse a lo largo de toda la Raya. Según manifestó José Luis Rodríguez Zapatero, la intención del Gobierno es avanzar en la creación de esa red transfronteriza con la apertura de nuevas instalaciones en Castilla y León aunque no dio mayores datos al respecto.

Más allá de estos proyectos de gran envergadura existen otros que han sido anunciados como es el caso la implantación de titulaciones dobles entre el campus zamorano y la Universidad de Coimbra; o de los cursos internacionales de español que pretende traer este verano a la ciudad a estudiantes procedentes en su mayoría de los Estados Unidos pero también de Brasil y Japón. Según el convenio suscrito por la alcaldesa de Zamora, Rosa Valdeón, y el rector, José Ramón Alonso, el ayuntamiento aportará a esta nueva sede de los cursos 6.000 euros, se compromete a prestar las instalaciones del Campus y a colaborar con la búsqueda de alojamiento para los alumnos mientras que la Universidad de Salamanca se encargará de la gestión académica. De otro lado, y como lo anunció vicerrector de Investigación de la Usal, Fernando Pérez Barriocanal, la Universidad de Salamanca pretende implantar en la ciudad un curso de nuevas tecnologías dirigido a los mayores aunque para ello es necesario contar con un apoyo institucional.

Otra tarea pendiente es la de la construcción del nuevo edificio de la Escuela de Enfermería que debía de ubicarse en los terrenos que actualmente son utilizados como parking provisional para la zona del hospital.