El inventario arqueológico de Castilla y León incluido en el Plan General de Ordenación Urbana que se somete en la actualidad a exposición pública incluye 24 yacimientos de Zamora, 22 de ellos de la capital. Se trata de yacimientos y hallazgos enmarcados en un inventario elaborado en sucesivas campañas de prospección iniciadas desde mediados de los años 80 y que constituye una herramienta indispensable a la hora de acercarse a la realidad arqueológica zamorana. La consulta de este inventario «es fundamental» a la hora de establecer la normativa arqueológica del municipio, ya que en aplicación de la legislación vigente en materia de patrimonio «los lugares en los que se encuentren bienes arqueológicos se clasificarán como suelo rústico de protección cultural», reproduce el catálogo arqueológico incluido en el documento de tramitación posterior a la aprobación inicial del PGOU, a exposición pública.

Los denominados El Castro; El Soto; La Vega; el recinto amurallado de Zamora capital; La Aldehuela; Lagar Blanco; Los Picos; Teso del Castro; La Candelada; Valverde; Valdegallinas; La Bolera; Valdelaloba; Alto de la Nevera; Valdegallinas II; Los Billares; El Bicho; Belmonte; El Judío; El Reguerino; Las Pallas; y el Campo de la Verdad son los enclaves registrados en el catálogo y vinculados a etapas comprendidas entre el Paleolítico y la Edad Contemporánea.

Varios de los yacimientos del término municipal corresponden a enclaves en los que se han realizado excavaciones arqueológicas. Es el caso del casco histórico, donde existe una declaración de Bien de Interés Cultural, de la que se ha incoado un nuevo expediente de BIC. En esta misma línea, el yacimiento de La Aldehuela ha sido objeto de un cierto número de campañas de excavación al menos desde 1988.

Durante las tareas de modernización del regadío de San Frontis se localizó y excavó el yacimiento romano de Belmonte, en el que fue preciso realizar dos campañas de actuación con sondeos incluidos. También en el transcurso de una obra de infraestructura, pero esta vez en la carretera de circunvalación de Zamora coincidente con la autovía de la Plata, se localizó y excavó el enclave denominado El Judío, curioso conjunto de estructuras de monumentos romanos o visigodos que fueron exhumados ante su inminente desaparición en el transcurso de las obras. Al realizarse el seguimiento de las obras de urbanización y adecuación en el entorno del río que se llevaron a cabo por la proximidad de los restos de la ermita de la Peña de Francia se produjo el hallazgo casual de un yacimiento calcolítico, excavado en el transcurso de la obra de adecuación. Fue nombrado por sus halladores Las Pallas.

También se han incluido en este episodio la revisión de los municipios limítrofes, con la localización de sendos yacimientos en Coreses y (Los Tesicos) y Muelas del Pan (Puente Mataos).

Durante la recopilación de información arqueológica y patrimonial sobre el territorio objeto de estudio se consultaron los Bienes de Interés Cultural catalogados en el municipio. La mayoría de estos inmuebles se corresponden con templos, con la Catedral al frente. A la Seo se añaden las iglesias de Santa María Magdalena; Santiago del Burgo; San Cipriano; San Claudio de Olivares; Santa María de la Horta; Santo Tomé; Santa María la Nueva; San Vicente; San Juan de Puerta Nueva; San Pedro y San Ildefonso; Santo Sepulcro; Espíritu Santo; Claustro del Corpus Christi; San Esteban; San Leonardo; San Isidro; Santa Lucía; y San Frontis. También figura la Puerta de Doña Urraca, Los Momos, el Castillo o la FRAH. El estudio histórico se integra en la revisión del Plan de Urbanismo El estudio arqueológico que se integra en la revisión del PGOU se basa en unos trabajos de prospección arqueológica ejecutados en agosto del pasado año y adjudicados al gabinete arqueológico Strato a finales de abril por el Instituto Universitario de Urbanismo de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Valladolid, responsable de la redacción del documento urbanístico para la ordenación del territorio. El informe está incluido en el documento del Plan de Urbanismo que desde el pasado miércoles permanece expuesto al público en La Alhóndiga, en el departamento de Urbanismo, ubicado en el Palacio de Los Momos, y a través de soporte digital en la página web del Ayuntamiento de Zamora.