Un reducido grupo de agentes de la Policía Municipal y de Bomberos protagonizó en la mañana de ayer una concentración en la Plaza Mayor en protesta por el retraso continuado que acumula la negociación del convenio colectivo del personal funcionario del Ayuntamiento. Algunos de ellos vestían camisetas en las que se podía leer "Policía Municipal, cenicienta consistorial" y se mantuvieron a las puertas del edificio municipal a la espera de que concluyera la reunión que mantuvieron ayer sus representantes sindicales con la alcaldesa de Zamora, Rosa Valdeón.

Ambas partes volverán a celebrar un nuevo encuentro este viernes tras el que los responsables sindicales de los trabajadores no descartan convocar movilizaciones si se produce una ruptura de las negociaciones, cuyo principal escollo se centra en la reducción de jornada de las 37,5 a las 35 horas reivindicada por los funcionarios municipales para igualarse a los empleados públicos del resto de administraciones.