05 de junio de 2008
05.06.2008
Presidente de la Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles 

Ignacio Buqueras y Bach: «Entre nosotros hay demasiados ladrones del tiempo, por eso es necesaria la puntualidad»

«En el siglo XXIhay que valorar la eficiencia más que la presencia durante muchas horas en el trabajo»

05.06.2008 | 02:00
Ignacio Buqueras y Bach, ayer en Zamora invitado por la Fundación Caja Rural

Economista, doctor en Ciencias de la Información, miembro de la Real Academia de Doctores de España y la Real Academia del Mar, presidente de dos compañías y consejero de varias empresas más. El presidente de la Comisión para la Racionalización de los Horarios dedica buena parte de sus esfuerzos a conseguir una mejor gestión del tiempo en la sociedad española. Para ello imparte conferencias como la de ayer en Zamora, que forma parte de un ciclo que ha iniciado por todo el país, ha escrito libros, como "Tiempo al tiempo" y ha editado un DVD, "Tiempo para todo y para todos". El día 18 la Comisión celebra su quinto cumpleaños en la Oficina de la Unión Europea en España.

Se confiesa preocupado por la debilidad de la sociedad civil española, excesivamente mediatizada por los partidos políticos. Y cree que una forma de fortalecerla es gestionando mejor el tiempo de cada uno, buscando el equilibrio, entre el trabajo, el descanso y la realización personal.
- ¿Cómo tenemos que organizar nuestro tiempo que es, en definitiva, organizar nuestra vida?
- Tenemos que dar valor al tiempo, y el español medio no lo hace. Todos tenemos los mismos minutos y segundos, desde el Rey hasta la persona que esta noche tenga que dormir al raso y depende de cómo sepamos gestionar el tiempo, algo que nadie nos ha enseñado a hacer, lo aprovecharemos más adecuadamente, lo disfrutaremos más o crearemos a nuestro alrededor más tensión y más problemas.
- Se habla siempre de personas bien o mal organizadas, pero supongo que influyen otros factores sociales.
- Sin duda alguna. España, por ejemplo, es una singularidad en Europa, no hay ningún otro país con nuestros horarios. Iniciamos normalmente la jornada a horas parecidas a las del resto de Europa, y en cambio la prolongamos dos o tres horas más por la tarde o por la noche y esto produce un cierto desequilibrio. Hay una vieja regla de los tres ocho: ocho horas para trabajar, ocho para descansar y ocho horas para uno mismo y la familia. Si nos separamos excesivamente de esta regla, algo no funcionará bien en nosotros. El español medio duerme 50 minutos menos que la media europea, esto es preocupante, porque no solamente afecta a la salud, sino también a la productividad y a la siniestralidad. Si a mi me tienen que operar no me gustaría que lo hiciera un médico que hubiera estado viendo la televisión hasta la una de la madrugada y se hubiera levantado a las seis de la mañana. Si supiera esto no me dejaría operar.
- ¿La impuntualidad es consustancial a nuestro carácter?
- Entre nosotros hay demasiados ladrones del tiempo. Tenemos que valorar nuestro tiempo y el de los demás y por eso es necesaria la puntualidad en todos los ámbitos, institucionales y personales.
- ¿Trabajamos demasiadas horas?
- El español medio es el europeo que más horas pasa en el mundo del trabajo. Y en cambio nuestra productividad está a la cola de Europa. ¿Qué quiere decir esto? Que aún confundimos, aún hay muchas personas que creen que estar en el lugar de trabajo es lo mismo que estar trabajando, y son dos cosas completamente diferentes. Incluso se suele alardear de estar diez u once horas trabajando. Pero todo el mundo tenemos unas capacidades. Y como les pasa a los estudiantes que dedican demasiadas horas, pueden estar delante del libro, pero no estudiando, porque nuestra capacidad de recepción es declinante con el paso del tiempo. Nosotros estamos defendiendo una cultura que prime la eficiencia más que la presencia, y aquí estamos en la cultura del presentismo. Hay algo de tercermundista, de feudal en eso.
- Pero eso de implantar el horario europeo parece que levanta muchos recelos, es como si nos tocaran la identidad.
- Más que miedo es desconocimiento. La difunta ministra Loyola de Palacio, buena amiga, me contaba que cuando estaba de ministra en España antes de las nueve y media de la noche no salía nunca del despacho. Cuando le nombraron comisaría europea, a las cinco de la tarde, la secretaria le dijo "hasta mañana". Pero me confesaba "no te creas que trabajábamos menos, hacíamos lo mismo". Entre otras cosas porque a mediodía no se pierde, como aquí en España, el tiempo de dos horas y media y a veces más en almuerzos. Nosotros preconizamos horarios flexibles de entrada, de 7.30 a 9.00 horas para acabar por la tarde de cuatro y media a seis y parar a mediodía no más de 45 ó 50 minutos, que consideramos un tiempo más que suficiente para una sana dieta mediterránea. Un país del siglo XXI tiene que tener naturalmente múltiples horarios, porque hay por ejemplo servicios de emergencias 24 horas, pero un porcentaje muy elevado de la población podría seguir el horario que proponemos.
- ¿Qué ventajas tiene?
- Que permite la conciliación de la vida, primero personal, luego familiar y por último lo laboral. Otro aspecto muy importante que nosotros creemos que tiene unos efectos de presente y de futuro francamente perjudiciales es que no haya conciliación entre los horarios laborales y escolares. Cada día, desde los años 90, hay una generación entre nosotros de los llamados "niños llave", chicos que llegan a sus casas cuando termina el colegio, a las cuatro o cuatro y media y a veces hasta las ocho o las nueve de la noche no llega el padre o la madre. Están prácticamente abandonados. Estos niños tienen cada día un problema creciente en el aspecto psicológico, porque ellos intuyen que no están dentro de las prioridades de sus padres y esto les afecta psicológicamente. No nos debe extrañar, por tanto, el informe PISA sobre resultados escolares que todos conocemos y que a España le ha dejado en la cola.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.