Muchas horas de trabajo, sin contratos y con bajos salarios pagados "en negro". Son las condiciones laborales en las que se mueven muchos de los siete mil inmigrantes legales e ilegales que trabajan en Zamora, según explicaron el secretario general de Comisiones Obreras, Eugenio González y el responsable del Centro de Información de Trabajadores Extranjeros (Cite) de la central sindical, Enrique Baz. El sindicato presentó ayer una guía laboral con la información básica que puede interesar a los trabajadores extranjeros, editada en cinco idiomas: español, portugués, búlgaro, rumano y árabe, atendiendo a las principales nacionalidades presentes en la provincia. La necesidad de información del colectivo es importante, como demuestra el hecho de que mencionado centro del sindicato en Zamora sea el que más consultas recibe de toda la región, 3.850 en la capital en un año, que han dado lugar a 442 expedientes. Una razón puede ser la amplia colonia extranjera provincial y otra la existencia de menos recursos de información para los inmigrantes, que en Zamora se reducen prácticamente a los servicios puestos en marcha por los sindicatos, tanto el mencionado como UGT. Sectores como el servicio doméstico, la agricultura o la construcción son algunos de los que presentan mayores niveles de explotación laboral. La crisis, por otra parte se está empezando a notar en determinadas áreas, como la de construcción «también entre los trabajadores nacionales».