La Asociación Zamorana de Empresarios de Hostelería (Azehos) no quiso perder el escaparate que brinda la Feria Internacional de Turismo para dar a conocer el proyecto "Zamora a la Carta", una central de reservas que permite programar paquetes completos de viaje a la provincia a través de Internet. Por ello, y aunque las previsiones era retrasar la presentación oficial de la iniciativa unos meses hasta completar su confección, ayer proyectaron una versión provisional de la plataforma con la que realizaron una demostración de las funciones que ofrecerá en un futuro a los clientes potenciales, tanto agencias de viaje como usuarios individuales.

El portal permitirá reservas las fechas de estancia, tipo de alojamientos y número de habitaciones, entre otros muchos parámetros, a los que se podrán añadir distintas actividades de ocio alternativo en distintos puntos de la provincia.

Azehos es además una de los organizaciones iniciales que forma parte de la sociedad de gestión municipal en materia turística promovida por el Ayuntamiento y que, según adelantó el concejal de Turismo, Luis Javier Alonso, podría estar constituida dentro de dos o tres meses. Según aseguró, «se trata de una sociedad mixta que se mantendrá abierta a los empresarios interesados en participar en ella».

Respecto a la apuesta turística llevada por el Ayuntamiento a Fitur, el edil destacó el cambio de visión que se pretende transmitir de la capital zamorana, «para demostrar que no sólo es románico o Semana Santa». Este es uno de los motivos que ha impulsado al Consistorio a instalar una escultura de Baltasar Lobo en el stand que ocupa la provincia zamorana en la Feria Internacional de Turismo. «Queremos ampliar la visión sobre la oferta turística de Zamora y desfocalizarla hacia aspectos menos conocidos», señala Alonso. En este sentido destaca el importante papel que desempeña el río Duero en la capital y adelanta que «nuestra intención es convertir al río en una calle más de la ciudad, rehabilitando infraestructuras adyacentes».

Degustaciones

La oferta turística representada en el stand zamorano de la feria estuvo acompañada ayer de distintas degustaciones. La primera de ellas estuvo ofrecida por los cocineros de los restaurantes zamoranos "El rincón de Antonio", El Ermitaño" y "El Serafín", que elaboraron varios platos basados en variedades de arroz a la zamorana. Paco García, del primero de ellos, explica que «hemos hecho un arroz a la zamorana deconstruido cuyo aspecto resultante se asemeja a una tierra zamorana». Por su lado, los restaurantes del restaurante "El ermitaño" elaboraron un risoto de arroz a la zamorana, mientras que "El Serafín" optó por la versión más clásica de este plato.

Esta no fue la única degustación de productos zamoranos ofrecida en la feria durante la jornada de ayer, ya que a mediodía el catering "Fuentecervera" ofreció un coctel aderezado con garbanzos de Fuentesaúco, boletus de Aliste, carrillera tibia de ternera sayaguesa, jamón ibérico de bellota de los Arribes del Duero, queso zamorano puro de oveja y rosquillas de almendras.