Casi cuatrocientos directivos de las 178 asociaciones de personas mayores integrantes de la Federación Provincial participaron ayer en una jornada de formación, en la que se analizó el funcionamiento de la Ley de Dependencia, que ya tiene sus primeros beneficiarios en Zamora, según explicó el delegado territorial de la Junta, Alberto Castro.

«Es una ley regulada a nivel nacional, aunque quien está prestando los servicios es la Junta de Castilla y León», señaló el delegado, quien destacó, además de las ayudas directas, los recursos que pone la autonomía, como residencias, teleasistencia, ayuda a domicilio, o centros de día y de noche. Castro cree que «debemos ir más allá» en la aplicación de una ley «importante, con la que no se puede hacer política».

El delegado del Gobierno regional en Zamora destacó el importante papel de la autonomía, tanto para tramitar las solicitudes como para establecer las valoraciones, sanitarias y sociales, de cara a una baremación y el establecimiento de «una renta de vida para que estas personas dependientes se puedan desenvolver con ciertas garantías».

Uno de los aspectos destacados es que ya hay personas en Zamora cobrando las prestaciones de la ley de Dependencia, y el ritmo de procesamiento de las dos mil solicitudes registradas está siendo bueno, ya que el 94% tienen ya en marcha el procedimiento. «Una parte de ellas se encuentran informadas y ponderadas y nos consta que en algunos casos, los más urgentes, ya están cobrando». El político destacó los esfuerzos para dotar de más personal a la Gerencia de Servicios Sociales, además de las próximas obras de reforma en la planta baja del Edificio de Servicios Múltiples, con el fin de que las personas con dificultades de movilidad no tengan que subir hasta los pisos superiores para realizar los trámites.

Castro realizó también «un llamamiento al Ministerio, porque parece que ellos venden este tipo de servicios y los está prestando la Junta. Tenemos que demostrar una mayor sensibilidad, hacer más esfuerzos y llegar, como ya hemos dicho, dentro de los calendarios que establece la propia Ley de Dependencia, al cien por cien de las solicitudes».

Balbino Lozano, presidente de la Federación de Asociaciones de Jubilados y Pensionistas de Zamora, se mostró muy satisfecho por la respuesta de los directivos de las entidades, que representan a más de 18.000 socios, a la convocatoria celebrada en Caja España. «El objetivo es que los directivos tengan una formación adecuada para que puedan llevar las riendas de sus respectivas asociaciones». Ayudas y beneficios para las personas mayores, derechos y deberes, y sobre todo, la ponencia desarrollada sobre la Ley de Dependencia fueron algunos de los contenidos de la jornada. Lozano calificó la Ley como «muy interesante, que nos interesa conocer a todas las personas mayores, pero que es muy compleja. Desde luego es conveniente conocerla al máximo». Con respecto a los trámites, el presidente reconoció que, a pesar de las explicaciones de la experta invitada sobre la Ley, «siempre quedan dudas y aclaraciones», aunque éstas se pueden resolver en los departamentos de servicios sociales de la Junta y entidades locales.