Casi 3.000 extranjeros están afiliados a la Seguridad Social en la provincia, según el balance de gestión de la tesorería general dado a conocer ayer por la subdelegada del Gobierno en Zamora, Josefa Chicote. Esta cifra supone casi un 5% del total de trabajadores dados de alta en todos los regímenes de la Seguridad Social, que ascienden a 63.508 tal y como figura en el registro de diciembre de 2007. Del montante de inmigrantes en la provincia, más de la mitad proceden de la Unión Europea mientras que el resto provienen de otros países. El director provincial del INSS y de la Tesorería, José Luis Gómez, acompañado por las subdirectoras de ambas entidades, Angeles Natividad y Belén Sánchez, contabilizó ayer durante la exposición de los datos que los ingresos por cuotas durante el pasado ejercicio ascienden a 246 millones de euros, mientras que la recaudación por la vía ejecutiva supera los 4 millones.

En cualquier caso, de cada cien afiliados sólo uno ha dejado de ingresar sus cuotas correspondientes, una tasa de morosidad que, en el caso de la provincia, coincide con la media del resto del país. Precisamente en aras de evitar el fraude, la Tesorería de la Seguridad Social ha ejecutado 95 actuaciones en colaboración con la Inspección de Trabajo. El director provincial de ambos organismos anunció que de cara a este 2008, la Administración prevé «incrementar el número de intervenciones en un centenar más», estimó, a la vez que informó sobre la creación «en el ámbito nacional» de un observatorio de lucha contra el fraude coordinado entre la Tesorería General de la Seguridad Social y la Inspección de Trabajo, medida «que ya se ha presentado a los factores sindicales y empresariales de la provincia», precisó.

Equilibrio financiero

La subdelegada del Gobierno, Josefa Chicote, insistió en que los ciudadanos deben conocer «que el Gobierno de la nación proporciona un bienestar a través de las pensiones, garantizadas en un futuro a través de la tesorería». Tanto es así que el equilibrio financiero nacional es del 2,68, índice que determina la ratio entre pensionistas (2,68) por cada 100 afiliados, de modo que «el soporte financiero está asegurado.

José Luis Gómez hizo también mención a algunos aspectos legislativos, entre ellos, la supresión del Régimen Especial Agrario y la consiguiente integración en el de trabajadores autónomos (RETA), un cambio que afecta a 5.246 agricultores.

A lo largo de 2007, la sede provincial del INSS y de la Tesorería ha atendido a casi 50.000 personas, la mayor parte de ellas, a través de la atención presencial, mientras que apenas 16.000 lo hicieron mediante la vía telefónica. La valoración media de los clientes atendidos es de una puntuación por encima del notable.