Educación implantará en los centros de la provincia la figura de los mediadores entre los propios alumnos, escolares que tercien en posibles conflictos que surjan. Así lo anunció ayer el director provincial de Educación, Pedro San Martín, en una jornada provincial de convivencia para profesores que actúan como mediadores.

La función que desempeña este docente, que interviene en caso de que se produzcan algún conflicto, es dinamizar la convivencia e impulsar actividades para potenciar la convivencia y buscar alumnos que puedan efectuar la labor de interceden entre los propios estudiantes. Con la implantación de ambas figuras, desde Educación se pretende «mejorar la calidad educativa mediante la prevención de los conflictos y la resolución de los mismos a través del diálogo».

Por otro lado, «las desconsideraciones hacia los profesores y las desavenencias entre los alumnos en el primer ciclo de ESO» suponen los problemas más frecuentes en Zamora, detalló el inspector educativo, Bernardo Calvo, quien resaltó «el buen clima existe en nuestro centros».

En otro orden de cosas, 15 colegios de la provincia han solicitado a la delegación provincial de Educación la implantación de la jornada única. El inspector educativo recordó que esta medida debe contar con el visto bueno del claustro, de los padres y del consejo escolar de cada centro antes de aplicarse.

Sobre la petición de los procuradores del PSOE de más especialistas en Pedagogía Terapéutica y en Audición y Lengua a tiempo completo para el colegio público Sancho II, el director provincial de Educación, Pedro San Martín, aseguró ayer que «desde Valladolid nos han solicitado un información pero no es necesario más personal porque se ajusta a la normativa».