La Confederación General de Trabajadores, C.G.T, demanda que se ponga freno a la movilidad geográfica de algunos de los trabajadores de Zamora de Renfe y de la compañía Adif, Administrador de Infraestructuras Ferroviarias, trasladados a la región de Cataluña para «tratar de paliar los problemas de las obras del AVE». Desde CGT indican que la deslocalización se produce por «criterios de índole política y no laboral». Subrayan que la medida se ha tomado por la cercanía de las elecciones generales para «mitigar el coste electoral en Cataluña a costa de los trabajadores» de Zamora.

Asimismo, aluden a que en los últimos días se habla del inicio de las obras del trazado del AVE en Zamora y «los políticos se apresuran en anunciar las bonanzas que va a crear en nuestra provincia» como «puestos de trabajo», mientras que los trabajadores de Adif y Renfe «asentados en Zamora son víctimas de una deslocalización laboral y familiar sin que a la empresa le importe el perjuicio que puedan generar en las familias».