Dos parcelas municipales de 2.000 y 3.000 metros servirán a la Consejería de Sanidad de opciones donde construir la futura ubicación del nuevo centro de salud ubicado en la margen izquierda del río Duero. La alcaldesa de Zamora, Rosa Valdeón, ofertó ayer estos terrenos al titular de la consejería de Sanidad en la Junta de Castilla y León, Francisco Javier Alvarez Guisasola, quien eligió la capital como punto de partida del periplo que ejecutará por todos los hospitales de la región. El ofrecimiento de la alcaldesa obedece al compromiso del equipo de Gobierno de «dotar de servicios esta zona de la ciudad, que se encontraba en una situación de desigualdad respecto al resto de Zamora». Dada esta necesidad, Guisasola se ha comprometido a iniciar los estudios pertinentes para proyectar la construcción del centro de salud al tratarse de «una zona en expansión de la ciudad».

El anuncio de Guisasola coincide con la primera visita del consejero al hospital Virgen de la Concha, al que calificó de «modélico». No dudó en alabar «su confort, tecnificación y ordenamiento», una opinión a valorar si se tiene en cuenta que el responsable de Sanidad en el Gobierno regional es médico de profesión. Alabó, además, «la cohesión entre su equipo humano, lo que posiciona al centro a la altura de la demanda que hoy exige la sanidad», valoró.

Al margen del estado de las infraestructuras sanitarias en la provincia, el consejero abordó también la saturación en los servicios de Urgencias de algunos hospitales de la región, entre ellos, el de Zamora. Guisasola, que tildó los sucesos como «puntuales y estacionales», achacó el colapso «al brote de la epidemia de gripe y la coincidencia con cinco días festivos durante la navidad», zanjó. Después de que la Confederación Española de Sindicatos Médicos (CESM) haya anunciado una huelga el próximo día 11 para reivindicar mejoras profesionales en el sector, el consejero explica que «nunca nos hemos negado a hablar» y puntualiza que las negociaciones las hemos relegado a partir del día 31, una vez que hayan concluido las elecciones sindicales para no interferir en ellas», expuso Guisasola.

Además, el consejero regional aclaró que la reducción de la sangre almacenada en el Centro de Hemoterapia y Hemodonación de Castilla y León no interferirá en las intervenciones quirúrgicas. El máximo responsable regional de Sanidad señaló que los únicos retrasos que se producirán «por no más de dos o tres días» repercutirán en las operaciones programadas, «nunca en las urgentes», garantizó.

Guisasola agiliza el expediente para la reforma del Provincial

Frente a las alabanzas dirigidas al Virgen de la concha, Guisasola hizo un reconocimiento expreso del mal estado en el que se encuentra el Hospital Provincial, «la otra cara de la moneda». Consciente de «sus deficiencias, su antigüedad y sus instalaciones obsoletas», la Consejería de Sanidad acelerará el expediente administrativo para su remodelación de cara a licitarlo «en breve para comenzar las obras cuanto antes». Guisasola recordó que el Provincial dispone en la actualidad del único acelerador lineal de toda la región en su servicio de Oncología.