La coordinadora provincial de Izquierda Unida y número uno al Congreso de los Diputados, Laura Rivera, apela a la movilización del voto de la izquierda, «porque somos de izquierda y aspiramos lógicamente a ese voto». Por ello pide a los zamoranos que apuesten «por la política radical y solidaria de izquierdas» que, bajo su punto de vista, puede dar solución a los principales problemas que sufre la provincia. Junto a Rivera integran la propuesta al Congreso Javier Iglesias y Santiago Fernández Vecilla. La propuesta al Senado de la coalición está formada por Virginia Pereira, Cándido Ruiz y Miguel Angel Viñas.

El programa general de Izquierda Unida, explicó ayer Laura Rivera tras la asamblea celebrada por la coalición, «se puede adaptar y dar respuesta a las necesidades de Zamora». Entre otros ejemplos, y dentro del área de servicios públicos, la candidata recordó las propuestas para que se universalice la educación infantil de cero a tres años, la salud dental integral o el transporte público gratuito para estudiantes y jubilados, siempre y cuando no superen un límite de renta. Igualmente, puso sobre la mesa, hay medidas que afectan especialmente a la provincia, como el Plan Integral de Política Industrial para municipios y comarcas con especial índice de desempleo, lo que ocurre en la mayor parte de los zamoranos.

En cuanto al desarrollo sostenible y la ecología, Rivera insiste en el respaldo a las energías renovables y al aumento y fomento del ferrocarril tradicional y de cercanías, junto a políticas de agua comprometidas con el ahorro.

En un programa plateado desde el «republicanismo y la reivindicación de un Estado federal y solidario», las medidas de IU suponen un compromiso con «los municipios».

Otras de las propuestas se dirigen a la desmilitarización total de la Guardia Civil, y a la reforma de la Ley Electoral «para que Izquierda Unida tenga en el Congreso la representación que quieren los españoles, y no una menor». Además se propone un pacto anticorrupción, que se dote la Ley de Igualdad de Género y de Violencia de Género, así como un Plan de Ocio alternativo para los jóvenes.

Tanto PP como PSOE, aseguró la candidata, «dicen estos días la verdad, pero la verdad del otro cuando denuncian sus incumplimientos». En cualquier caso, «compartimos esa crítica, porque la situación de Zamora sigue estancada».