La Dirección General de Ferrocarriles de la Secretaría de Estado de Infraestructuras y Planificación del Ministerio de Fomento anunció ayer el contrato de consultoría y asistencia para el control y vigilancia de las obras de la línea de Alta Velocidad entre Madrid y Galicia, en el tramo entre Olmedo y Zamora y el de acceso a la capital. El contrato, presupuestado en 2,5 millones de euros, afecta a los subtramos que discurren entre Villafranca del Duero y Coreses y la plataforma y acceso a Zamora, la mayor parte de los cuales discurren por esta provincia. Lo llamativo del contrato es el plazo de ejecución, que se establece en 42 meses, es decir, tres años y medio, lo que supone una duración de los trabajos hasta mediados de 2011, o más, si se tiene en cuenta que ayer salió en anuncio de licitación y falta adjudicarlo. Y eso que la consultoría afecta solamente a los trabajos de la plataforma, sobre la que habría que montar el resto de los elementos necesarios para el paso del tren, como es el de la electrificación.

En la misma resolución, publicada ayer en el Boletín Oficial del Estado aparece la licitación del tramo entre Villaverde de Medina y Villafranca del Duero de la misma línea, pero en la provincia de Valladolid.

Estos datos, junto con las adjudicaciones de las obras en sí ya realizadas y las dotaciones presupuestarias demuestran que la Alta Velocidad hasta Zamora marcha a buen ritmo, pero no lo suficiente para cumplir los optimistas plazos gubernamentales que hablan de 2010 como la fecha en la que los zamoranos podrán hacer su primer viaje hasta la capital de España en tren veloz. Una fecha que, hoy por hoy, se antoja harto difícil de lograr, salvo que se aquilaten los plazos dados a las empresas (lo habitual en las obras públicas suele ser que se alarguen).

Sin embargo, los portavoces gubernamentales mantienen su previsiones, y el propio delegado del Gobierno en la región, el zamorano Miguel Alejo, de visita ayer a Cobadu, lo dejaba claro. «El tren de Alta Velocidad Medina- Zamora estará en funcionamiento en 2010». Y dijo más: «Mientras tanto, a partir de marzo los zamoranos tardarán una hora menos en llegar a Madrid».

«El tren de Alta Velocidad Medina-Zamora llegará en 2010, parece que pese a quien pese. Parece que hay quien desea que llegue en el año 2020, quien no se lee el Boletín. Pero hasta que eso sea así tengo que decirles, en esa visión de que las cosas vamos haciéndolas y cumpliéndolas, que en el mes de marzo o abril, cuando esté terminado el intercambiador de Olmedo, los zamoranos tardarán una hora menos en ir en tren a Madrid o venir desde la capital de España. Ahora se tardan dos horas y cincuenta y cinco minutos y se tardará una hora menos en el mes de marzo».

En el año 2010 «cuando llegue el tren, los zamoranos podrán ir a Madrid en una hora y quince minutos. Esa es la realidad positiva en la que estamos trabajando todos. Y a la que yo invito a quienes se limitan a transmitir pesimismo, porque parece que cuanto peor vayan las cosas, mejor van para ellos. Les digo que se equivocan totalmente. Que vean la realidad. Algunos debates que escucho de infraestructuras no están en la realidad, porque no se leen o no quieren leer solamente el Boletín Oficial del Estado, sólo lo que está escrito».