Cada tres días una zamorana se somete a una interrupción voluntaria del embarazo, según los datos que arrojan las últimas cifras del Ministerio de Sanidad, correspondientes al año 2006, durante el cual fueron 138 los abortos de residentes en la provincia, cinco más que el año anterior (un 3,7%). El incremento del número de abortos voluntarios y legales ha sido en Zamora moderado, si se tiene en cuenta que en el conjunto de la región han experimentado una subida del 7,9% y un 10,83% en España.

Además, aunque en el último año considerado se ha producido un ligero aumento, en el ejercicio anterior se había registrado un estancamiento y dos años antes un descenso importante. Así, en 2003 hubo 174 abortos, en 2004 fueron 134, en 2005 descendieron a 133 y en 2006 volvieron a aumentar hasta los 138, según los datos del Ministerio de Sanidad. La salud de la madre es el motivo esgrimido por la práctica totalidad de las mujeres para someterse a una interrupción voluntaria del embarazo (136) mientras que sólo dos casos fueron por "motivos varios". No hubo ninguno por riesgo fetal o violación, que son los otros dos supuestos en los que esta práctica está despenalizada. La gran mayoría de las mujeres, 118, abortaron por primera vez, mientras otras 18 habían tenido otra interrupción del embarazo y dos se habían sometido a tres intervenciones anteriores. Las interrupciones del embarazo se producen mayoritariamente (94 casos) con menos de 8 semanas de gestación, aunque en tres ocasiones se superaron las 21 semanas. La mayoría de las féminas tenían estudios medios y no utilizaron centros de planificación familiar ni se informaron en centros sanitarios.

32 menores de veinte años recurrieron a esta práctica, una de ellas con 14 años

El tramo de edad de los 20 a los 24 años aglutinó el grupo más importante de abortos (42), seguido del que va de los 25 a los 29 años (26). 18 mujeres tenían entre 30 y 34 años, 13 entre 35 y 39, seis superaban los 40 y una los 44 años. Treinta y dos de las mujeres que se sometieron a interrupciones del embarazo contaban con menos de 20 años, con un caso de una adolescente de 14 años, otra de 15 y otra más de 16 años. Nueve tenían 17 años, ocho llegaban a la mayoría de edad y otra docena tenía 19. En casos contados se utilizaron centros de planificación o se recurrió a centros sanitarios previamente, y la mayoría de los abortos de las más jóvenes (22) se produjeron con menos de 8 semanas de gestación. De las 138 mujeres que abortaron en Zamora 96 no tiene hijos, 22 tiene uno, 16 tiene la parejita, dos tienen ya tres hijos y otras dos cuatro y cinco vástagos.