Tres días después de inaugurado el nuevo año, los socialistas han retomado la actividad política en la capital con duras críticas a la gestión desarrollada durante 2007 por la alcaldesa, Rosa Valdeón, y su equipo de Gobierno. El portavoz del PSOE en el Ayuntamiento, Carlos Hernández, no sólo ha desgranado lo que, bajo su punto de vista, son las muestras de una actuación «preocupante» en una institución «que no funciona», sino que va más allá al invitar al PP a que tome cartas en el asunto. «Si Rosa Valdeón no sirve, como se comenta, tenemos un concejal que es además presidente del PP y que puede hacerse cargo de la Alcaldía», subrayó ayer en el transcurso de una comparecencia pública para realizar el balance municipal del pasado año.

Aunque sin querer profundizar en posibles acuerdos con el resto de grupos de la oposición, Hernández admite que hay «conversaciones constantes», y asegura que «podríamos llegar a una moción de censura», una posibilidad que tampoco descarta intentar tan sólo con sus votos.

Durante los seis meses de su mandato al frente de la Corporación local el Ayuntamiento se ha convertido, denuncia, «en el más inestable de la democracia». Como ejemplos concretos, Carlos Hernández se refirió a asuntos aún pendientes de resolución, como el polémico PGOU. En estos momentos, asegura, «el equipo de Gobierno sigue sin pronunciarse y sin dar respuesta». Igualmente, prosigue, «prometieron colocar la primera piedra del nuevo puente sobre el Duero y ni tan siquiera se ha tramitado el proyecto». De «paralizada» califica el socialista otra iniciativa, la del nuevo edificio municipal, al tiempo que critica el hecho de que no se haya «ejecutado» el acuerdo adoptado respecto al aparcamiento subterráneo de Reyes Católicos. «Esperábamos respuestas pero Rosa Valdeón mantiene las formas de Antonio Vázquez, aunque ella en minoría», añade.

Carlos Hernández reprocha a la alcaldesa que la única reunión mantenida con él fuera la que tuvieron tres días después de constituido el Ayuntamiento. Desde entonces, detalla, «no nos hemos vuelto a reunir más salvo en la junta de portavoces, siempre con dos o tres concejales más». El portavoz del PSOE aclara que no tiene «interés en establecer relaciones personales, pero la alcaldesa tiene una responsabilidad».

Con un presupuesto que define como «ficticio» al contemplar ingresos por multas y por el Corredor de Roales, Carlos Hernández insiste en que «el tiempo de Valdeón se agota», mientras prosigue la incógnita sobre la conclusión de obras como las de la Avenida de Galicia , San Torcuato o la zona centro, «donde no sabemos cuándo se va a terminar, en qué va a consistir la reforma o cuánto va a costar».